La otra cara del Teide-Parque Nacional del Teide (2)

Con esta nueva entrada, continuaremos conociendo el resto de maravillas que nos aguardan en el Parque Nacional del Teide. Y después de conocer al gran protagonista que da nombre a este entorno natural, el Teide, ahora vamos a descubrir otros tesoros geológicos que también forman parte de este parque tan diverso y que lo convierten en un auténtico museo volcánico al aire libre.

El Sendero Roques García

En primer lugar comenzaremos descubriendo el que sin lugar a dudas, es uno de los lugares no solo más famoso si no también más fotografiado del parque, el sendero Roques García. Se trata de una ruta circular de 3,6 km de longitud de fácil recorrido y que nos permite contemplar un paisaje único e impresionante, tanto por sus dimensiones como por los colores y el aspecto totalmente agreste y salvaje.

IMG_20190704_135905
Imagen del comienzo del sendero Roques García (Izquierda los Roques García, el Teide al fondo).(Imagen propia)

Los grandes protagonistas de esta senda son por supuesto los roques que dan nombre a la ruta. Por lo tanto antes de profundizar más en la senda es necesario dar respuesta a la primera pregunta que nos hacemos; ¿Qué son estos roques y cuál es su origen? Los roques son una hilera de formaciones volcánicas conocidas como diques y pitones. Ambos son conductos de alimentación y ascenso de la lava, los cuales se rellenan de materiales magmáticos que no llegan a alcanzar la superficie y se solidifican en el interior del volcán. La pregunta que hemos de responder ahora es; “Pero si se encontraban en el interior del volcán, ¿por qué los podemos contemplar ahora?¿Y porque todos tienen formas tan diferentes?” Estas rocas quedaron al descubierto cuando se formaron Las Cañadas. Desde entonces han sufrido el desgaste constante de la erosión que unido a la diferencia de dureza de los materiales que los componen, dan origen a sus formas irregulares.

IMG_20190704_141412
Imagen del sendero de los Roques García, con otros ejemplos de diques y pitones que encontramos a lo largo del recorrido. (A la izquierda formación de la Catedral). (Imagen propia)

Rodeando los roques nos sumergimos en el sendero, que nos lleva hasta la formación conocida como la Catedral, una enorme chimenea volcánica, que destaca por su tamaño y altura, especialmente si la comparamos con la llana superficie de Las Cañadas, que se ubica a su alrededor.

IMG_20190704_143116
Imagen de la chimenea volcánica conocida como La Catedral, en las Cañadas (Imagen propia)

Siguiendo el recorrido tenemos la oportunidad de diferenciar varios tipos de coladas de lava. Por un lado están las lavas de tipo AA, que son viscosas y rugosas y que poseen un avance muy lento que da tiempo a que se enfríe en superficie y se pueda romper debido a la lava líquida que se encuentra por debajo. Por otro lado están las lavas Pahoehoe, mucho más fluidas que las anteriores y que al solidificarse su superficie queda arrugada como cuerdas retorcidas. Este tipo de colada es mucho más escasa en el parque, aunque uno de los lugares donde es posible verlas es al norte de los Roques García.

IMG_20190704_151155
Imagen del contraste entre los dos tipos de lavas típicos, las lavas de tipo AA arriba y las lavas de tipo Pahoehoe abajo (Imagen propia)

Otro elemento que nos llama la atención a lo largo de la senda y, a su vez, en todo el parque, es la variación de colores que presenta la lava, el cual depende sobre todo a su antigüedad. Al principio son muy oscuras o negras, pero con el paso del tiempo, van adquiriendo tonalidades rojizas fruto de la oxidación de sus componentes.

Tras una hora caminando y disfrutando a lo largo del recorrido de este impactante paisaje, acompañado en todo momento por el Teide y el pico viejo en el horizonte, volvemos a nuestro punto de partida.

IMG_20190704_152621.jpg
Imagen de lugar de regreso tras la ruta, parte posterior de los Roques García (Imagen propia)

El mirador de La Tarta del Teide

Como segundo lugar a destacar, os voy a mostrar un lugar que a pesar de ser mucho menos conocido, es una visita imprescindible dentro del Parque natural del Teide. Se trata del mirador de la Tarta del Teide.

IMG_20190704_172145.jpg
Imagen del mirador de la Tarta del Teide (Imagen propia)

Este curioso nombre, describe perfectamente la maravilla con la que nos vamos a encontrar, ya que en este punto es posible contemplar las diferentes “capas” (estratos) resultados de las diferentes erupciones, depositándose en días o semanas. A pesar de que las podamos observar todas juntas, entre capa y capa han podido transcurrir siglos o milenios.

IMG_20190704_171931
Imagen en detalle de las “capas” (estratos) resultados de las distintas erupciones (Imagen propia)

Como se puede observar, cada una de ellas tienen colores diferentes, permitiendo diferenciar tanto su naturaleza como su origen. La capa blanca proviene de un volcán situado en Las Cañadas. Su erupción, muy violenta, arrojó fragmentos de piedra pómez a gran altura que fueron arrastrados por el viento, dada la porosidad y ligereza de esta piedra, hasta donde se encuentran en la actualidad. Las capas oscuras fueron emitidas por conos volcánicos cercanos. Sus erupciones fueron menos violentas, con bajo contenido en gas, alcanzando una altura mucho menor. La composición de las capas negras y rojizas, es la misma, el basalto. La diferencia de color entre ellas reside en que las capas rojizas, son oxidadas en el momento de su formación por aguas subterránea que entra en el conducto eruptivo y se evapora posteriormente.

Además de todo esto, este mirador se encuentra emplazado en un lugar ideal para poder disfrutar de las vistas panorámicas del mar de nubes que cubren el valle de la Orotaba, contribuyendo aún más a que este sea uno de los mejores lugares no solo del parque sino de toda la isla de Tenerife para apreciar los bellos paisajes de origen volcánico disponibles en la isla.

IMG_20190704_172720
Imagen del mar de nubes que se contempla desde el mirador de las Tartas del Teide (Imagen propia)

Como habéis podido observar tanto con la entrada El gran coloso de la geografía española, el Teide- Parque nacional del Teide (1), como con esta, el Parque Nacional del Teide es un lugar de visita obligatoria no solo para los amantes de la geología, si no para todos aquellos capaces de apreciar la bella de la naturaleza y de los paisajes que conservan un aspecto virgen, prácticamente sin haber sufrido la alteración de la mano del hombre.

Un comentario sobre “La otra cara del Teide-Parque Nacional del Teide (2)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s