Los pozos ilegales, un problema medioambiental de gran calado

El agua es un recurso fundamental para el desarrollo de una sociedad y es por ello que vivir en un país con abundantes reservas de agua es una suerte que no siempre sabemos apreciar en España. Porque aunque el agua está en todas partes, no todo el agua que nos rodea es apta para consumo humano, ni si quiera lo es para regadío. Hay aguas que de manera natural son tóxicas, otras sencillamente son imposibles de extraer con la tecnología actual, y otras aguas, sobre todo subterráneas, debemos controlar su extracción para no estropear su calidad. Con motivo de lo que ha pasado recientemente en Totalán, donde un menor de 3 años ha caído en un pozo ilegal y ha perdido la vida, en Hombre Geológico hemos decidido explicar qué es eso de los pozos ilegales, por qué existen y por qué debemos luchar contra ellos.

Pozo Julen
Los pozos artesianos ilegales son un problema social que se ha puesto de manifiesto en las últimas semanas por el fallecimiento de al menos dos personas, una de ellas un niño cuyo infructífero rescate tuvo en vilo a todo el país (imagen tomada de elpais.com)

El agua como recurso vital

La vida en la Tierra surgió en el agua, de eso estamos bastante seguros a pesar de que también existen otras teorías (como es la Paspermia) que proponen otros orígenes más exóticos. En cualquier caso el agua es el primer requisito fundamental para el desarrollo de la vida y, aunque sea un compuesto relativamente abundante en el universo, siempre es noticia que lo encontremos en estado líquido en otros lugares, como fue el caso de la confirmación en 2015 de su presencia en Marte. El agua es vida y siempre ha sido esencial para el desarrollo de las sociedades humanas. No olvidemos que los primeros asentamientos de la humanidad se produjeron en la costa o en las orillas de ríos, después las ciudades que más prosperaron fueron precisamente las que seguían en la costa o en ríos amplios en los que se podía navegar, ya que en aquel entonces el agua se convirtió, además de en un recurso imprescindible, en un medio de comunicación que fomentaba el comercio y el contacto entre culturas. Si nos fijamos sólo en España, todas las grandes ciudades se encuentra junto a algún río con agua todo el año, a no ser que haya sido víctima de algún trasvase abusivo, o en la misma costa. Madrid tiene al Manzanares, Toledo y Badajoz tienen al Tajo, Sevilla al Guadalquivir, Zaragoza al Ebro, Barcelona y Valencia están en el Mediterráneo… El agua es fundamental, para la vida y también para el desarrollo social.

Zaragoza Expo.JPG
La humanidad se ha desarrollado siempre cerca de fuentes de agua potable. Ese tema, el del agua como recurso agotable que debemos cuidar, fue el tema central de la Exposición Internacional de Zaragoza 2008 (imagen de Diego Delso, obtenida de wikipedia.org)

Hay estudios que afirman que, de todo el agua disponible en el planeta, sólo una pequeña parte es apta para consumo humano. Basta con observar la inmensidad del océano para darnos cuenta de que por muchos ríos que haya en la superficie es imposible llegar a igualar al que es con diferencia el mayor reservorio de agua del planeta. Y es que en el océano se encuentra almacenado el 97% del total de agua del planeta, pero es que además del 3% restante, que sería el agua dulce existente, el 2% se encuentra almacenada en forma de hielo, en lo que llamamos la criosfera y de la que los glaciares son sólo una parte destacada. Sólo un 1% del agua es la que podríamos utilizar, que es la que se encuentra tanto en acuíferos subterráneos, como en la atmósfera (en forma de vapor de agua) o constituyendo los ríos y los lagos. Por desgracia no todo ese agua es apta para consumo humano, y es que según la Fundación Aquae solo el 0.007% del agua existente en la Tierra es potable. Es un porcentaje extremadamente bajo que nos hace ver que, aunque vivamos en un planeta cubierto por agua, apenas tenemos agua para beber.

Agua potable.jpg
De todo el agua que tenemos en el planeta, menos del 1% es agua disponible para el consumo humano, del cuál la gran mayoría procede de aguas subterráneas (fuente: cartafinanciera.com)

Los pozos ilegales, una lacra social muy peligrosa

De todo el agua que usamos para consumo humano, aunque no nos demos cuenta de ello, la mayoría la obtenemos de acuíferos. Según los datos del último informe técnico sobre el consumo de agua en España, llevado a cabo en 2016, el 55.7% del agua que captamos para ese fin procede de fuentes de origen subterráneo, siendo el 44.3% restante el correspondiente a aguas superficiales (ríos, lagos y océanos) o a partir del agua de lluvia. Es decir, más de la mitad del agua potable de España es de origen subterráneo, por lo que es necesario hacer pozos artesianos con los que extraerla previamente. Pero no debemos olvidar que no todo el agua dulce disponible es potable, ya que para ello también hay que considerar antes una serie de parámetros físicos y químicos que nos permitan determinar la calidad del agua.

Agua origen 2016.jpg
En 2016 el 44% de las captaciones notificadas en España fueron realiadas mediante pozos entubados (aguas subterráneas), en muchos de los cuáles se tuvo que desinfectar además el agua antes de poder usarla (imagen propia obtenida a partir de los datos del informe técnico de 2016)

El agua no es una sustancia inerte, reacciona con las rocas con las que está en contacto y puede adquirir algunas propiedades físico-químicas que la hagan no apta para el consumo humano, como puede ser un elevado contenido en alguna sustancia tóxica (arsénico, mercurio…). Pero en ocasiones un acuífero es potable y por una mala captación puede dejar de serlo, ya sea porque se ha puesto en contacto con otra masa de agua que no era potable, porque al sobreexplotarlo hemos permitido la entrada de agua salada procedente del mar o simplemente porque el pozo estaba mal hecho. En todos esos casos hemos estropeado un acuífero que era bueno porque hemos hecho las cosas mal, y es que una de las principales vías de contaminación de un acuífero es precisamente por malas captaciones. Ese dato ya debería ayudarnos a entender un poco mejor por qué es tan importante regular la extracción de aguas subterráneas, la verdadera asignatura medioambiental pendiente en España.

aguas-acuiferos
Los acuíferos españoles tienen por lo general mala calidad y están sobreexplotados, en su mayoría por la presencia de pozos ilegales todavía sin identificar que están haciendo muy difícil regular el agua que se extrae (fuente: ign.es)

En España el agua es considerado por ley un recurso nacional que pertenece al Estado. Esto lo entendemos bien si hablamos de un río o un lago (aguas superficiales), ya que a nadie se le ocurriría pensar que es el dueño de un río sólo porque nazca en una finca de su propiedad o porque parte de él cruce dicha finca. Creo que en ese sentido todos lo entendemos sin problemas, pero no somos capaces de hacer lo mismo con las aguas subterráneas cuando están en la misma situación. El agua de un acuífero no es del propietario del pozo que lo extrae, es de todos porque ese acuífero puede estar sirviendo también para alimentar a una población. ¿Os imagináis que el dueño de pozo lo contamina y envenena a toda una ciudad? Además, con los acuíferos hay tres cuestiones que debemos tener en cuenta: que tardan muchos años en recuperarse, que nunca vemos cuándo están contaminados hasta que ya es demasiado tarde y que un acuífero contaminado no se puede descontaminar. Es por ello que las aguas subterráneas las podemos considerar no renovables, y es por ese motivo también que los pozos artesianos están tan regulados. Por cierto, las autorizaciones para poder hacer un pozo no las dan las autonomías ni los ayuntamientos, las dan las confederaciones hidrográficas, que son las encargadas de velar por ese bien tan preciado que llamamos agua.

Cuencas hidrográficas de España.jpg
Las confederaciones hidrográficas, los organismos encargados de regular y controlar las diferentes cuencas hidrográficas de España, son las encargadas de conceder permisos para la construcción de un pozo artesiano (fuente: ign.es)

Según el Ministerio de Agricultura, en 2006 había identificados aproximadamente 510.000 pozos ilegales en toda España, número que en 2017 ascendió, de forma no oficial, a más de un millón. Son muchos los pozos ilegales que encontramos en España, buena parte ocultos y difíciles de cuantificar, que podrían estar extrayendo de manera irregular unos 7.000 hm3/año. Lamentablemente mucha gente desconoce que sobreexplotar un acuífero puede llegar a dejarlo inservible, lo que significaría que el agua que tenemos hoy en día y que de manera sostenible podría mantenernos durante 50 años, con un mal uso podría suponer perder esa fuente de agua en unos pocos años y para siempre. Hacer un pozo ilegal es insolidario y negligente, y es por ello, porque el futuro de todos depende de que lo hagamos bien, que luchar por su desaparición es una prioridad ambiental y social.

Pozo ilegal
En España se estima que puede haber más de un millón de pozos ilegales que podrían estar detrás de la mala calidad de las aguas subterráneas. Sólo en el término municipal de Lucena del Puerto (Huelva) podrían clausurrse en los próximos meses 77 pozos ilegales ubicados en el entorno de Doñana (imagen tomada de es.greenpeace.org)

Bibliografía

Greenpeace: Los pozos ilegales nos roban agua.

Instituto Geográfico Nacional: Ámbito territorial de las administraciones hidráulicas. Enlace

Instituto Geográfico Nacional: Sobreexplotación y contaminación de acuíferos. Enlace

Juan Antonio López-Geta, Juan María Fornés Azcoiti, Gerardo Ramos González y Fermín Villarroya Gil (2009): “Las aguas subterráneas: Un recurso natural del subsuelo”. Instituto Geológico y Minero de España (IGME).

Margarita Palau Miguel y Esperanza Guevara Alemany (2013): “Calidad del agua de consumo humano en España. Informe técnico del año 2013”. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Margarita Palau Miguel (2016): “Calidad del agua de consumo humano en España. Informe técnico del año 2016″. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Página Web de la Fundación Aquae

Refundido de la Ley de Aguas: Real Decreto Ley 1/2001 de 20 de julio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s