La geología, mucho más que estudiar piedras

Cuando pensamos en geología muchas veces no sabemos muy bien de qué estamos hablando. ¿Es de verdad una ciencia o no? ¿A qué se dedican exactamente los geólogos? ¿Realmente estudiar “piedras” es tan satisfactorio como los geólogos solemos hacer creer? Si son cosas inanimadas carentes de valor. Ese es el sentir general de la sociedad hacia esta disciplina, y no hay por qué ocultarla porque las personas que nos dedicamos a la geología, por lo general geólogos y geólogas pero también gente procedente de otras ramas, lo sabemos muy bien. La geología, sea ciencia o no, es en realidad la gran incomprendida de nuestro tiempo, y eso que lleva acompañando al ser humano casi desde sus orígenes. Pero no siempre fue así, ya que con esta entrada no fueron pocos los grandes hombres de la historia que mostraron interés por esta disciplina. Por ello, antes de nada debemos hacernos una pregunta crucial: ¿qué es en realidad la geología?

Geólogo contemplando Argentina.jpg
La geología es con diferencia una de las disciplinas más incomprendidas que existen en la actualidad, y es por ello que quienes nos dedicamos a ella no lo hacemos porque sea una oportunidad profesional más sino porque de verdad amamos nuestro trabajo (fuente: Shutterstock)

La geología, ciencia y oficio a la vez

Uno de los mayores problemas que nos encontramos a la hora de hablar de la geología es cuando tenemos que catalogarla como ciencia, y más si tenemos en cuenta que una de las series más exitosas de los últimos años ha hecho su especial agosto con el lema «La geología no es una ciencia». ¿Pero de verdad es eso cierto? Para poder dar respuesta a ello antes deberemos explicar brevemente qué es lo que debemos considerar ciencia, para con ello poder responder después a la pregunta de si la geología encaja en ese concepto o no. Así que… ¿qué es una ciencia? Actualmente está bastante aceptado decir que una ciencia es una disciplina que observa el mundo y trata de comprenderlo, proponiendo para ello hipótesis que una vez confirmadas mediante la experimentación pasan a ser teorías. Algunos afirman que un punto esencial en este proceso es el utilizar las matemáticas para ello, pero ese es un asunto que aunque en muchos casos ayuda, no es esencial, ya que hay ciencias en las que las matemáticas apenas se emplean. No obstante, tampoco debemos olvidarnos que con las teorías el trabajo de la ciencia no termina, ya que las teorías no son más que modelos que creamos para intentar explicar algo, pero evidentemente son modelos que cambian porque nos podemos equivocar y con el tiempo podemos descubrir nuevos detalles que nos ayuden a pulir esas teorías antiguas, a veces incluso a desecharlas por otras más modernas que encajen mejor con nuestro conocimieno de la materia. Por ello las teorías son revisadas constantemente, porque la ciencia en realidad es dinámica y nada en ella es (o debería ser) un dogma inamovible e incuestionable. Entonces, ¿la geología usa ese enfoque?  Vamos a verlo.

Doc Brown
La imagen del científico loco, ese hombre con bata y pelo desaliñado que hace cosas extravagantes como mezclar sustancias que explotan o jugar con la electricidad, es una imagen arraigada fuertemente en nuestra sociedad. Un claro ejemplo de ello es la figura de Emmett Brown (Doc), interpretado por Christopher Lloyd en la trilogía de Regreso al Futuro

La geología estudia muchas cosas, y algunos las encontramos en nuestro día a día, como ya vimos cuando hablamos de La geología en la vida cotidiana. Porque sí, es cierto que muchos geólogos nos dedicamos a la obtención de recursos geológicos, ya sean minerales, rocas que serán empleadas después para la construcción… Incluso algo tan “poco científico” como es el estudio del terreno para determinar el mejor recorrido de una carretera, un túnel o un puente, así como los estudios previos que hay que llevar a cabo para hacer bien cualquier tipo de construcción, son trabajos que llevamos a cabo los geólogos. Con todo eso no hay duda de que la profesión del geólogo es muy técnica y poco o nada tiene que ver con la ciencia, pero entonces, ¿por qué siempre decimos en el blog que la geología es una ciencia? Porque en realidad dentro de ella también hay una serie de ramas que se dedican a comprende aspectos básicos de nuestro planeta, qué lo forma, cómo está constituido, cuáles son algunas de sus características… Es ahí donde tenemos disciplinas geológicas puramente científicas como son la vulcanología, la sismología, la oceanografía o la geoquímica, entre muchas otras. Por ello la geología se considera un oficio profesional y a la vez una ciencia, porque en realidad la geología es las dos cosas a la vez, y no siempre es tan fácil separar un aspecto de otro. En realidad la geología es una de las ciencias que más impacto ha tenido siempre en la sociedad, primero porque sin ella no gozaríamos de las últimas tecnologías (el coltan es necesario para los aparatos electrónicos actuales), pero es que además porque resulta que algunas de las teorías más conocidas por todos, como es el caso de la Tectónica de Placas, son teorías geológicas que nos demuestran además que la geología sí es una ciencia.

geologos-1
Los geólogos somos tanto profesionales de un sector de gran importancia estratégica como científicos que estudiamos el planeta Tierra (imagen de la Cueva de los Cristales, en Naica, México)

Un origen que se remonta a los orígenes del ser humano

La geología es una de las disciplinas científicas más importantes, no sólo porque sea una de las que más impacto en la sociedad tiene, sino también porque es con diferencia una de las más antiguas. Y es que ya desde muy antiguo el hombre ha estado interesado en determinados recursos geológicos, algunos de los cuales nos hicieron la vida mucho más fácil (caso de las herramientas de “piedra”). Pero el ser humano, la especie Homo sapiens, solo es una especie más del amplio y ramificado árbol genealógico de los homínidos, y aunque solamos creernos especiales en muchas cuestiones, al menos en el tema de la geología no fuimos los primeros en mostrar interés por esta ciencia. Porque tenemos constancia del uso de la existencia de industria lítica (herramientas talladas en roca) desde hace más de 2 millones de años (Ma), mucho antes de que nuestra especie existiera. Estos pioneros, cuyos trabajos en el tallado de rocas reciben el nombre de Modo Técnico 1 o Cultura Olduvayense, corresponden principalmente con la especie Homo habilis, pero también tenemos constancia de herramientas de este tipo que fueron fabricadas y utilizadas por especies del género Australopithecus. Esta primera industria lítica, que consistía en golpear unas rocas con otras para obtener herramientas muy rudimentarias pero efectivas (filos cortantes, núcleos, lascas, lascas retocadas y fragmentos de lascas), supuso un gran paso hacia lo que somos hoy en día.

Cultura Olduvayense.jpg
La Cultura Olduvayense es la primera industria lítica de la que tenemos constancia y se llevaba a cabo con el golpeteo de unas piezas con otras (fuente: criticahistorica.com)

Durante miles de años las técnicas de tallado de las rocas fueron mejorando y con el tiempo se pasó de la Cultura Olduvayense al Modo Técnico 2 o Cultura Achelense, caracterizada por el empleo de piezas talladas ya por las dos caras (bifaces, hendedores…). Esto nos indica una elaboración más compleja que el primer modo, pero no se quedó ahí porque nuestra industria lítica fue perfeccionándose hasta llegar al Modo Técnico 3 o Cultura Musteriense, en la que las piezas eran trabajadas con otros materiales. Es decir, en este modo se dejó de trabajar mediante el golpe de unas piezas con otras y es esta industria la que corresponde con la mayoría de herramientas neandertales que conocemos. Pero el Modo Técnico 3 no es el final de la llamada Edad de Piedra, que por algo se llama así, sino que después de la Cultura Musteriense llegaron las culturas del Modo Técnico 4, caracterizadas por la aparición de los mangos de madera o hueso, y por último el Modo Técnico 5, correspondiente ya con el Neolítico. Esta evolución de los modos de trabajar la piedra durante la llamada Edad de Piedra (Paleolítico y Neolítico) son un ejemplo claro e incuestionable del peso de la geología en la evolución de las sociedades, pero no es el único que vemos en nuestra historia más antigua. Y es que, al tiempo que nuestros antepasados fabricaban herramientas de piedra cada vez más sofisticadas, también descubrían la importancia de ciertos minerales para otros aspectos de su vida. Así es como descubrimos que determinados minerales, al machacarlos y mezclarlos con otras sustancias, daban pigmentos con los que poder pintar en las paredes de las cuevas o sobre sus cuerpos, naciendo de este modo el arte rupestre, de nuevo gracias a la geología.

Pinturas de Altamira.jpg
El uso de materiales como el carbón o arcillas para la creación de las pinturas rupestres es otra de las grandes aportaciones de la geología a las sociedades humanas de la Prehistoria (foto de archivo de EFE)

El final de la Edad de Piedra llega con otro importante cambio en nuestro modo de vida, y es que los elementos líticos empiezan a ser sustituidos por sustancias obtenidas a partir de minerales: los metales. Es así como llegamos a las Edades de los Metales, donde se desarrollan y asientan diversas técnicas metalúrgicas cuyo objetivo es el beneficio de algún elemento químicos procedente de la tierra, que después podrá ser utilizado para fabricar aleaciones metálicas o para obtener metales más o menos puros. ¿Y de qué parte de la tierra se obtenían esos elementos? De los minerales que los contienen, por lo que la geología una vez más está muy presente en este proceso de sofisticación de las sociedades antiguas. Es decir, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que la geología ha estado siempre estrechamente relacionada con el ser humano y con la evolución de las sociedades durante miles e incluso millones de años. Una gran importancia de la que no siempre somos conscientes.

Bronze swords.jpg
Durante las Edades de los Metales la geología siguió teniendo un gran peso social al ser la encargada de aportar los metales que después se emplearían para un sinfín de utensilios y herramientas de diferentes usos (fuente: pinterest.es)

La geología, la ciencia natural más importante

La geología es ciencia, y es además una de las ciencias más antiguas de la humanidad. Muchas personalidades de gran impacto en la historia han tenido interés por ella en mayor o menor medida. Aristóteles (384-322 a.C.), por ejemplo, ya hablaba de procesos geológicos en sus escritos y fue además la primera persona que dio una prueba observable de que la Tierra era redonda. Por su parte Plinio el Viejo (23-79 d.C.) dedicó sólo a la mineralogía 5 de los 37 libros que componían Naturalis Historia, una extensa y completa obra enciclopédica en la que pretendía recopilar todo el saber del momento en multitud de disciplinas, mientras que su sobrino, Plinio el Joven (61-112 d.C.), describió con sorprendente exactitud cómo fue la erupción que acabó con Pompeya y con la vida de su tío, hasta tal punto de que todavía hoy en día es válida y su nombre sirve para denominar a ese tipo de erupciones violentas: las erupciones plinianas. Incluso el mítico Leonardo Da Vinci (1452-1519), dedicó su tiempo a la geología, ya que estamos hablando del autor del corte geológico más antiguo del que tenemos constancia.

The death of Pliny the Elder.jpg
La muerte de Plinio el Viejo durante la erupción del Vesubio del año 79 ha sido ampliamente recreada en el arte. Esta ilustración en concreto fue realizada por Yan Dargent en 1870 para Histoire de météores (fuente: tomclarkblog.blogspot.com)

Son muchos los grandes hombres de ciencia que a lo largo de la historia se han fijado en la geología y supieron comprender su importancia como ciencia, algo que hoy en día hemos perdido. Afortunadamente el tiempo pone a cada uno en su lugar y la geología ha logrado encontrar, una vez más, su hueco en la sociedad. A eso debemos añadir que en la actualidad las ciencias han evolucionado mucho y ya no es tan fácil discernir qué es biología y qué es geología, qué es química y qué es física. Eso podría parecer un problema, pero permite a la geología implicarse en estudios que a priori no parecen tan geológicos, recordándonos una vez más que las ciencias son parcelas creadas por nosotros mismos porque en esta vida todo está relacionado. Es por ello que en las últimas décadas se valoran tanto los trabajos con un enfoque multidisciplinar, un enfoque en el que varias ciencias se unen para comprender mejor un problema, y ahí la geología, como una de las primeras ciencias y la más importante de las ciencias naturales, tiene todavía mucho que decir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s