Vulcanismo neógeno y cuaternario de la península Ibérica

Una de las características más llamativas de la geología española es la gran diversidad de procesos que guarda, resultado de la complejidad historia geológica que ha vivido. La península Ibérica ha experimentado al menos dos eventos orogénicos importantes (en realidad hay un tercero en el Precámbrico, pero apenas quedan señales de él), ha registrado sucesiones sedimentarias de gran interés en varios momentos de su historia y hoy en día en ella podemos encontrar algunas de las mineralizaciones más importantes del mundo en algunos metales. La península Ibérica fue además el hogar de Iberosuchus, el misterioso cocodrilo corredor cuyos fósiles podemos ver en la Sala de las Tortugas de Salamanca y de Concavenator y el resto de dinosaurios ibéricos. Incluso ha tenido un vulcanismo reciente que todavía hoy podemos ver con facilidad, con abundantes conos volcánicos, coladas de lava, depósitos ignimbríticos y otras muchas manifestación de interés científico y turístico. Porque aunque siempre que pensemos en volcanes españoles pensamos en Canarias, lo cierto es que hasta hace muy poco también hemos tenido volcanes en varios lugares de la península Ibérica. Algunos puede que incluso sigan siendo activos.

cancarix_domo
El domo de Cancarix es uno de los principales relieves de sierra de las Cabras (Albacete). Se trata de un edificio volcánico relacionado con un interesante y poco común vulcanismo ultrapotásico que constituye uno de los geosites del contexto geológico del vulcanismo neógeno y cuaternario de la península Ibérica (fuente: geocaching.com).

Breve introducción al mundo de las rocas volcánicas

Cuando hablamos de rocas ígneas, ya sean volcánicas o plutónicas, es necesario hablar de la composición química de los magmas que las han generado. El tipo de magma determina muchas de las características y propiedades físicas y químicas de las rocas que se van a formar, ya que no es lo mismo que un magma sea ácido, viscoso y relativamente frío, que básico, fluido y muy caliente. En el caso de las rocas volcánicas esto es especialmente importante debido a que en ellas muchas veces tenemos cristales de pequeño tamaño que dificultan una clasificación mineralógica, lo que nos lleva a hacer una clasificación más química. De esta manera el diagrama QAPF, muy usado en rocas ígneas plutónicas y basado en el contenido en los 4 minerales principales de estas rocas (cuarzo, feldespatos, plagioclasas y feldespatoide), es sustituido en las rocas volcánicas por el diagrama TAS (Total Alkali-Silica), que enfrenta el contenido en sílice (SiO2) a la suma de sodio y potasio. Otro diagrama muy útil en este tipo de rocas es también el diagrama K2O vs SiO2, que nos permite distinguir entre las distintas series volcánicas: serie toleítica, serie calcoalcalina, serie calcoalcalina potásica, serie shoshonítica y serie ultrapotásica, esta última muy rara en el planeta.

rocas_volcanicas
Izquierda: Diagrama QAPF para rocas volcánicas, en el que cada vértice representa el 100% de uno de los cuatro minerales principales: cuarzo (Q), feldespato potásico (A), palgioclasa (P) y feldespatoides (F). Derecha: Diagrama TAS y subclasificación de los términos intermedios según su contenido en Na2O y K2O (imagenes obtenidas de petroignea.wordpress.com).

Las provincias volcánicas de la Península Ibérica

El vulcanismo neógeno y cuaternario de la península  Ibérica es muy importante desde el punto de vista científico porque está asociado con la apertura del golfo de Valencia como consecuencia de un proceso de rifting (ruptura continental) que ha experimentado la placa Euroasiática durante buena parte del Cenozoico. En total se han identificado cuatro regiones peninsulares con cierta actividad volcánica en los últimos 25 millones de años que poseen unas características muy especiales. Estas cuatro provincias volcánicas son la región volcánica del Noreste (Girona) la región volcánica del Levante (Valencia), la región volcánica Central (Ciudad Real) y la región volcánica del Sureste (Almería-Murcia-Alborán). En conjunto todas estas provincias no representa una gran cantidad de material magmático, pero es que su importancia no radica en el volumen del material emitido sino en la gran variedad composicional de las rocas, ya que en ellas encontramos rocas de las cuatro series volcánicas, algunas de ellas únicas en toda Europa.

vulcanismo_peninsular
A pesar de que siempre que nos hablan del vulcanismo reciente de España ensamos en Canarias, en la península también tenemos varias regiones con un vulcanismo neógeno e incluso Cuaternario (imagen propia, modificada de Ancochea, 2004).

La región volcánica del Noreste constituye un claro ejemplo de vulcanismo de intraplaca. Se trata de una serie de manifestaciones volcánicas que hay en tres regiones de la provincia de Girona: Empordà, Selva y Garrotxa. Las rocas volcánicas de esta provincia son todas de la serie alcalina y corresponden, casi exclusivamente, a basaltos y basanitas, aunque también hay traquitas y traquiandesitas. Las edades de estos materiales van del Mioceno hasta casi el límite Pleistoceno-Holoceno, ya que la datación más reciente que tenemos arroja una edad de tan solo 13 270-13 040 años para la última erupción del volcán Croscatt (en Garrotxa).

garrotxa_vulcanismo
Imagen del paisaje volcánico de Garrotxa (Girona), donde tenemos algunas de las últimas manifestaciones volcánicas de la península Ibérica (autor: Lucas Vallecillo).

La región volcánica del Levante es con diferencia la menos conocida de las cuatro y también la de menos entidad, tanto en el volumen como en la superficie afectada. Esta región está compuesta por dos afloramientos terrestres (Cofrentes y Picassent) y varios marinos (Columbretes). Las rocas presentes en la región volcánica del Levante son sobre todo rocas basálticas de la serie alcalina y calcoalcalina. Este vulcanismo, al igual que el anterior, está asociado con la apertura del golfo de Valencia, en concreto con el llamado surco de Valencia, una zona de rift muy importante dentro del Mediterráneo occidental.

grossa_columbretes
Las islas Columbretes son un archipiélago de origen volcánico que hay en el golfo de Valencia, entre la península y las islas Baleares. Fotografía aérea de illa Grossa o Columbrete Grande, la mayor del archipiélago (fuente: ngenespanol.com).

La región volcánica Central es conocica como campos de Calatrava por situarse en dicha comarca histórica de la provincia de Ciudad Real. En esta región se han catalogado más de 200 centros puntuales de emisión repartidos por una superficie de unos 5000 km2. Las rocas volcánicas de campos de Calatrava, originadas por un vulcanismo fundamentalmente estromboliano e hidromagmático, pertenecen a las series alcalina, ultraalcalina y ultrapotásica, esta última tan inusual que da un valor especial a la región. En cuanto al vulcanismo, este se desarrolló en dos fases eruptivas muy diferentes que están separadas por un intervalo de inactividad de unos 3 millones de año. El origen del vulcanismo de campos de Calatrava es más conflictivo que el de las otras provincias volcánicas, ya que en esta ocasión no se sitúa en las proximidades del rift que comunica el norte de Marruecos con la fosa del Rin (Alemania), aunque se cree que también debe estar relacionado con este.

cerro_gordo
La provincia volcánica de campos de Calatrava tiene un gran interés científico y turístico, ya que en él se encuentra el primer volcán visitable de la península Ibérica. Imagen de la pasarela con paneles explicativos para visitar el volcán de Cerro Gordo (fuente: bolanosdigital.com).

La región volcánica del Sureste es la más extensa y también la de mayor variedad litológica de todas las provincias volcánicas de la península Ibérica. En ella tenemos rocas de las cinco series volcánicas, destacando por su infrecuencia las rocas de la serie ultrapotásica. De ellas hablarmeos más tarde. La región volcánica del SE se extiende a lo largo de una banda costera que va desde el mar Menor hasta el mar de Alborán, lo que permite dividirlo en 5 áreas distintas: Alborán, Cabo de Gata, Níjar-Mazarrón, Murcia y Cartagena. Al igual que ocurrió con el vulcanismo de campos de Calatrava, en la región volcánica del SE la actividad magmática se desarrolló en dos episodios diferentes separados por un lapso de 2 millones de años.

hoyazo_almeria
Vistas del interior del atolón del Hoyazo visto desde su borde, con los campos de plásticos de los invernaderos a lo lejos (autor: Daniel Hernández-Barreña).

Las rocas ultrapotásicas del SE

El vulcanismo ultrapotásico del SE peninsular es sin duda uno de los puntos más importantes de este contexto. Las rocas que lo constituyen forman parte de la familia de las lamproitas y muchas de ellas han sido nombradas por la localidad en las que fueron estudiadas por primera vez. Las jumillitas (de Jumilla, Murcia) son rocas de color parduzco a verde oscuro que suelen estar intensamente alterada en superficie. Su composición mineral consiste en fenocristales de olivino, flogopita (mica de magnesio y potasio) y diópsido (piroxeno de calcio y magnesio), con apatito (fosfato) relativamente abundante. Las cancalitas o cancarixitas (de Cancarix, en Albacete) aparecen como domos que resaltan en el paisaje dominantemente llano de la región y tienen un color bastante heterogeneo, por lo general gris con sombras rosadas. Estas rocas están constituidas por olivino, flogopita, sanidina (feldespato potásico) y richterita potásica (anfíbol de sodio, calcio y magnesio). Las veritas (de Vera, Almería), constituyen afloramientos dispersos, con algún centro de emisión (Cabezo María) y varias coladas de lavas que fluyeron a partir de él. Mineralógicamente están constituidas por fenocristales de olivino y flogopita dentro de una matriz vítrea. Por último tenemos las fortunitas (de Fortuna, en Murcia), compuestas por ortopiroxeno, flogopita, sanidina y algo de diópsido.

ultrapotasicas_rocas
Izquierda: Lamproita porfírica de Calasparra con fenocristales de olivino (Ol) y flogopita (Ph) bajo luz natural (Seghedi et al., 2007). Derecha: Disyunción columnar en el volcán de Calasparra (Seghedi et al., 2007).

En resumen

El vulcanismo neógeno y cuaternario de la península Ibérica es de gran interés porque no solo nos habla de un episodio de rifting en el golfo de Valencia. En él tenemos importantes rocas volcánicas ultrapotásicas muy poco habituales cuyo estudio es crucial para comprender las dinámicas magmáticas. Por ello, de los 252 geosites reconocidos en 2021, 11 forman parte de este contexto que encontramos en las provincias de Albacete, Ciudad Real, Almería y en la región de Murcia.

geosites_13
Tabla con los 11 geosites que constituyen el contexto geológico del vulcanismo neógeno y cuaternario de la península Ibérica (IGME).

Bibliografía

Ancochea, E. (1999): «El vulcanismo de la Península Ibérica. Características generales«. Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 7.3, 227-228.

Ancochea, E. (1999): «El campo volcánico de Calatrava«. Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 7.3, 237-243.

Ancochea, E. (2004): «Canarias y el vulcanismo neógeno peninsular«. En: Geología de España (J.A. Vera, Ed.), SGE-IGME, Madrid, 635-682.

Bellido Mulas, F. y Brändle Matesanz, J.L. (2009): «Neogene Ultrapotassic Volcanism«. In: Spanish geological frameworks and geosites. An approach to Spanish geological heritage of international relevance (A. García-Cortés, Ed.), IGME, Madrid, 124-131.

Gallardo Millán, J.L.; Gomis Coll, E.; Dinarès Turell, J. y Pérez-González, A. (1998): «Relaciones entre las polaridades paleomagnéticas y las edades radiométricas del volcanismo de Campos de Calatrava (Ciudad Real)«. Geogaceta, 23, 55-58.

López-Ruiz, J. (1999): «El campo volcánico neógeno del SE de España«. Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 7.3, 244-253.

Pallí, L.; Pujadas, A. (1999): «El campo volcánico catalán«. Enseñanza de las Ciencias de la Tierra, 7.3, 229-236.

Puiguriguer, M.; Alcalde, G.; Bassols, E.; Burjachs, F., Expósito, I.; Planagumà, Ll.; Saña, M. & Yll, E. (2012): «14C dating of the last Croscat Volcano eruption (Garrotxa región, NE Iberian Peninsula«, Geologica Acta, 10-1, 43-47.

Seghedi, I.; Szakács, A.; Hernández Pacheco, A. y Brändle Matesanz, J.L. (2007): «Miocene lamproite volcanoes in south-eastern Spain—an association of phreatomagmatic and magmatic products«. Journal of Volcanology and Geothermal Research, 157, 210-224.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s