Costa Vasca, un geoparque junto al mar

España es el segundo país con más geoparques del mundo debido a que su compleja historia geológica, que podemos conocer siguiendo los contextos geológicos reconocidos por el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), ha causado que tengamos una gran geodiversidad que queda muy bien plasmada en sus geoparques. Sedimentos marinos que hoy encontramos en las montañas, antiguos atolones y volcanes desarrollados bajo clima tropical o manifestaciones que confirman que las rocas también se deforman, son algunos de los puntos de interés de los cuatro primeros geoparques españoles. Y después de ver dos geoparques en Andalucía y otros dos en Aragón es el momento de cambiar de comunidad y viajar al País Vasco, donde se encuentra el quinto geoparque español. Costa Vasca, en la provincia de Guipúzcoa (País Vasco), fue aprobado por UNESCO como geoparque mundial en el año 2010 y es un lugar en el que la historia geológica reciente ha quedado impresa de manera excepcional en sus rocas.

geoparkea_egn
Mapa de los 69 geoparques que formaban parte en 2015 de la Red Europea de Geoparques, indicando con un círculo la posición de Costa Vasca (modificado a partir de europeangeoparks.org).

Localización geográfica

Costa Vasca es, con sus 90 km2, con diferencia el geoparque más pequeño de España. Situado a orillas del mar Cantábrico, en la costa guipuzcoana, el geoparque los forman solo 3 municipios (Mutriku, Deba y Zumaia) y está constituido por los acantilados que separan la ría de Urola (Zumaia) y la bahía de Ondárroa, si bien también se adentra un poco tierra adentro, hasta las estribaciones de los Montes Vascos. En los 13 km de litoral cantábrico que forman el geoparque tenemos un gran valor científico y geológico, ya que en sus acantilados tenemos los clavos dorados de dos estratotipos reconocidos (Selandiense y Thanetiense) y también uno de los lugares donde mejor se ve el límite K/Pg, famoso por marcar el fin de los dinosaurios. Porque en Costa Vasca podemos leer una historia de millones de años que ha quedado perfectamente impresa en las rocas de sus acantilados y la rasa mareal que queda expuesta cuando baja la marea. Pero recordemos que Costa Vasca no solo es el litoral, ya que de los 54 Lugares de Interés Geológico (LIG’s) que hay catalogados en el geoparque 19 se encuentran fuera de la propia costa.

geoparkea_geologia
A pesar de su reducida extensión, en Costa Vasca hay una gran riqueza geológica, con estratotipos reconocidos internacionalmente, paisajes espectaculares y una importante fauna fósil (fuente: geoparkea.com).

Costa Vasca tiene un gran valor geológico, pero los geoparques no son solo geología y en él también vamos a encontrar varios espacios naturales con diferentes figuras de protección. De esta forma, al visitar el geoparque también se está visitando el Biotopo Protegido del tramo litoral Deba-Zumaia, declarado como tal en el año 2009; la Zona de Especial Conservación de la Ría del Urola, incluida en la Red Natura 2000; la Zona de Especial Conservación del Monte Arno, de nuevo incluida en la Red Natura 2000; y la Zona de Especial Conservación de Izarraitz, de nuevo dentro de la Red Natura 2000. A estos espacios también debemos incluir el Estuario del Río Deba, protegido desde 2004; el Monte Andutz; y los Acantilados de Mutriku-Saturraran. Todas estas figuras manifiestan la gran biodiversidad del entorno que acompaña a sus elementos gran importancia geológica.

zumaia_acantilado
El acantilado de Zumaia, con el flysch y su rasa mareal, es uno de los enclaves de mayor interés del geoparque de Costa Vasca (autor: Manuel Martín, imagen obtenida de geoparkea.com).

Un libro impreso en las rocas

La historia de Costa Vasca ha quedado perfectamente registrada en sus rocas y empieza hace 113 millones de años (Ma), en pleno Cretácico. Por aquel entonces los terrenos que actualmente forman parte del geoparque no se encontraban en la costa sino bajo el mar, cubiertos por las aguas de un joven mar Cantábrico que hacía no mucho había empezado a abrirse. Pangea, el supercontinente que se formó en el Paleozoico, ya se había fragmentado y lo que hoy es la península Ibérica era en realidad un pequeño continente tropical habitado por los dinosaurios ibéricos, cuyas huellas quedaron muchas veces conservadas en los sedimentos y hoy podemos encontrar como icnofósiles. A su alrededor teníamos varios brazos de mar que la abrazaban y la mantenían aisladas, con cuencas marinas de gran interés en las que se formaron abundantes carbonatos. Así, mientras que en el este y el sur teníamos las sucesiones mesozoicas de las cordilleras Bética e Ibérica, al norte, en el geoparque, teníamos los carbonatos del Urgoniano de la Cuenca Vasco-Cantábrica, hoy de gran interés por las mineralizaciones que atesoran.

geoparkea_paleogeografia
Durante buena parte de la historia registrada en las rocas del geoparque la península Ibérica fue un microcontinente que permaneció aislado del resto de Europa (reconstrucción tomada de jan.ucc.nau.edu).

Un flysch es el nombre que le damos en geología a la anternancia de rocas más «duras» con otras más «blandas» que suele quedar como el resultado de una sedimentación marina que apenas ha sufrido alternaciones durante millones de años. Los flyschs suelen ser depósitos turbidíticos de gran valor porque en su interior encontramos una gran información geológica que nos habla del medio en el que se formaron, los organismos marinos que vivieron en ellos y, en ocasiones, de grandes cataclismos que pueden quedan registrados en los sedimentos. En Costa Vasca encontramos el famoso flysch de Zumaia, una potente sucesión formada por los materiales que se iban erosionando a medida que fueron levantándose los Pirineos. En sus rocas tenemos un completo registro estratigráfico de 60 millones de años de duración en el que vemos numerosas transgresiones y regresiones (variaciones del nivel del mar), la característica capa negra rica en hollín que dejó el meteorito que acabó con los dinosaurios o el gran calentamiento climático que se produjo en el Eoceno. Todo ello lo tenemos en los acantilados del geoparque, de gran interés científico y turístico.

limite_kt
El flysch de Zumaia ha registrado millones de años de historia geológica, incluyendo el impacto meteorítico que acabó con los dinosaurios. En la punta de Algorri, en Zumaia, se puede ver con facilidad la capa de hollín que dejó este impacto hace 66 Ma (imagen modificada a partir ingurumena.ejgv.euskadi.eus).

Otras cuestiones de interés

Sin duda el mayor atractivo del geoparque se encuentra en el litoral, pero Costa Vasca también tiene lugares de interés en las montañas más cercanas, donde el modelado litoral da paso a otras formas del paisaje, de entre los que destacan sus paisajes kárstico. Y es que las rocas carbonatadas que se formaron durante el Cretácico han sufrido muchos procesos desde que el mar se alejase por el levantamiento tectónico del continente. Hoy en día en el geoparque podemos ver valles cerrados de origen kárstico como los de Oltaz y Lastur, algunos de ellos con poljés, lapiaces e incluso dolinas. Tamibén se pueden ver montes de aspecto cónico y ricas en fósiles marinos (sobre todo rudistas y corales), que es lo que tenemos en el karst pinacular de Mutriku-Deba, inventariado por el Gobierno Vasco como geosite de interés. Sin olvidarnos de las simas y cuevas en las que podemos encontrar yacimientos fósiles (monte Arno) o arte rupestre (pinturas rupestres de Ekain).

ekain_pinturas
En la cueva de Ekain existen aproximadamente 70 figuras de animales, de entre los que destacan los caballos. Estas pinturas rupestres del Paleolítico están declaradas como Patrimonio de la Humanidad y se encuentran dentro del geoparque de Costa Vasca (fuente: estudiandoloartistico.wordpress.com).

En cuanto a las actividades disponibles, Costa Vasca ofrece una amplia y variada lista de ellas. Rutas de senderismo diseñadas para hacer a pie, en bicicleta o incluso a caballo, excursiones en barco y hasta practicar surf. También cuenta con dos museos muy interesantes que nos muestran la riqueza geológica de la región. En el Centro de Interpretación de Algori, en Zumaia, podemos conocer un poco mejor la formación del flysch y los tesoros que guarda en su interior. Por su parte en el Centro de Interpretación Geológica Nautilus, en Mutriku, descubriremos algunos de los habitantes que poblaron Costa Vasca hace millones de años, cuando la región no era costa sino el fondo de un joven mar Cantábrico.

mutriku_amonites
Uno de los dos centros de interpretación de Costa Vasca está dedicado a las formas de vida que poblaron el geoparque hace millones de años. En él podremos ver excelentes ejemplares de amonites y de otros muchos organismos marinos (fuente: panoramio.com).

Bibliografía

Ekain berri: Página web de la cueva de Ekain (enlace).

Geoparkea: Página web del geoparque Costa Vasca (enlace).

Gobierno Vasco: LIG 28. Flysch arenoso del Cretácico superior de Deba-Zumaia. En Inventario de Lugares de Interés Geológico en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Ver online.

Gobierno Vasco: LIG 43. Límite K/T en Zumaia. En Inventario de Lugares de Interés Geológico en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Ver online.

Gobierno Vasco: LIG 63. Karst pinacular de Mutriku-Deba. En Inventario de Lugares de Interés Geológico en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Ver online.

Gobierno Vasco: LIG 103. Conjunto geomorfológico de la playa de Itzurun. En Inventario de Lugares de Interés Geológico en la Comunidad Autónoma del País Vasco. Ver online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s