Principales pseudociencias: el peligro de la ignorancia

Son muchas las pseudociencias que existen y que tristemente son seguidas por millones de personas. Por ello, porque estamos hablando de creencias y tendencias muy peligrosas, en esta entrada vamos a ver algunas de las principales pseudociencias que invaden nuestra sociedad, viendo por qué no son correctas, cuándo quedaron desacreditadas (si hay pruebas en su contra) y en qué consiste la amenaza que definen.

siluetas_aliens
Las pseudociencias son disciplinas extremadamente peligrosas porque se apoyan en la ignorancia y se aprovechan de las necesidades de las personas (fuente: tocksnapper/Shutterstock).

Seres de otro planeta

¿Estamos solos en el Universo? Esta es la primera pregunta de nuestro repaso, una pregunta cuya respuesta es más difícil de encontrar de lo que parece en un principio, ya que afirmar que sí demostraría un egocentrismo desmedido, pero afirmar que no nos demostraría como unos ignorantes. ¿Entonces cuál es la respuesta correcta? Dado que de momento no tenemos ninguna evidencia en uno u otro sentido, cuando alguien nos haga esta pregunta nuestra respuesta justa debería ser sencillamente un “no lo sé”. Pero para responder a esa pregunta con un rotundo SI surge la Ufología, una pseudociencia que afirma tener evidencias a favor, aunque como ya hemos dicho en realidad no existen, y es que sus supuestas evidencias siempre han sido refutadas con relativa facilidad.

ovnis
Los ovnis son el mejor ejemplo de ufología y en la mayoría de las veces se trata de intentos de timo que han sido desmontados con más o menos facilidad.

Por qué no es correcta: Una cuestión que los defensores de la ufología olvidan muy adecuadamente para demostrar la validez de sus creencias es el hecho de que el Universo es inmenso y, si nuestros datos de datación son correctos, demasiado joven. Las estrellas y planetas tienen fecha de caducidad y surgieron a partir de un momento concreto, por lo que lo primero que necesitamos es tiempo suficiente para que una civilización logre desarrollar algún tipo de tecnología interestelar antes de que su planeta sea destruido. Y aunque esto ocurriese, y no fuera una sino dos las civilizaciones que hayan llegado a ese punto, la inmensidad del Universo haría que lo más probable es que jamás se cruzaran ni entre ellas ni con otras civilizaciones igual o menos evolucionadas, como dos náufragos que vagan por un mismo océano sembrado de exóticas islas. Es decir, encontrar la forma de que los viajes interestelares sean posibles no garantiza el contacto con otras civilizaciones, más bien nos garantiza un vagabundeo sin éxito por el inmenso océano de nada que es el Universo.

Cuándo se refutó: No nos gusta la idea de ser los únicos en el Universo y siempre queremos tener la respuesta a todo, pero en este caso lo más probable es que nos extingamos y jamás sepamos si hubo civilizaciones alienígenas antes que nosotros o a la vez, si hemos vivido siendo los únicos o no, o si en el pasado ya hubo otras antes que nosotros. Por tanto, la ufología no puede ser refutada en la actualidad, y precisamente en esa ausencia de pruebas en contra se basa.

Su peligro: Más bien es nulo, ya que las creencias por lo general no cuestan dinero ni tienen un impacto negativo, salvo que puedes quedar con un inculto en determinadas conversaciones.

Las construcciones de otros seres

Una rama dentro de la ufología que podemos ver aparte es la referente al origen de ciertas construcciones del pasado. Las Pirámides de Egipto y de América, los Moái de la Isla de Pascua, Stonehenge o las Líneas de Nazca en Perú son algunas de las construcciones que siempre han despertado admiración en la humanidad, más cuando las encontramos en lugares muy diversos del planeta sin conocer realmente a las civilizaciones que las levantaron, en ocasiones incluso en momentos de la historia donde suponemos que no debieron tener las tecnologías necesarias para llevarlas a cabo. Su origen es un misterio y para dar una respuesta a ello surge esta pseudociencia que algunos llaman Teoría de los Antiguos Astronautas. ¿Pero de verdad su origen es un misterio o simplemente eso es un pretexto para buscar una respuesta disparatada que satisfaga nuestras fantasías y nuestra necesidad de no estar solos en el Universo?

stonehenge
Stonehenge, por su rareza, es uno de los lugares con más significados místicos, reflejo de un pasado en el que la ciencia aún no había empezado a dar explicaciones a los misterios del Universo (fuente: visitavirtual360.com).

Por qué no es correcta: Si analizamos de forma objetiva esta pseudociencia podemos ver que se basa en un único punto erróneo que es puro racismo al considerar que “nadie que no sea blanco ha podido hacer algo así”, menos en el pasado remoto. El problema es que nada es eterno, e incluso grandes civilizaciones como la egipcia o la maya, mucho más avanzadas de lo que solemos considerar, tuvieron un momento de declive. Por ello no debe sorprendernos que hace miles de años se construyera Stonehenge o las pirámides antes mencionadas. Buscar una respuesta mística es, lo primero, demostrar nuestro total desconocimiento de la historia de la humanidad.

Cuando fue refutada: Casi desde el principio. Es curioso que en la mayoría de los casos, como son los moái o las pirámides, su piedra procediera de las cercanías, en contra de lo que se suele creer acerca de que la roca de las Pirámides de Egipto procedía de muy lejos. Eso sí ocurre en Stonehenge, aunque en este casos hay varias hipótesis que explican el porqué de esa procedencia más lejana sin necesidad de recurrir a civilizaciones alienígenas. En cuanto a las Líneas de Nazca, hay bastantes cuestiones por resolver que yo sepa, pero dudo que sea necesario recurrir a algo que no está demostrado para explicarlas.

Su peligro: Bajo, ya que de nuevo estamos ante una creencia sin mayor impacto en la población, más allá de fomentar la ignorancia y el analfabetismo científico. Todos esos lugares seguirán teniendo interés cultural independiente de su origen, y quien crea en un origen mísco o alienígena lo único que hace es incurrir en un error que no hace daño a nadie, siempre que solo lo crea o incluso lo defienda.

La búsqueda de animales mitológicos

La Criptozoología es una de las pseudociencias más rentables económicamente para determinadas regiones del planeta, pero es no hace que deje de ser un engaño para los turistas. No creo que los pueblecitos de la orilla del Lago Ness vivieran igual sin la creencia de que allí habita una criatura única en el mundo, un ser de tiempos pretéritos que ha logrado sobrevivir a numerosos clataclismos pero que sin embargo nadie ha visto jamás. Y lo mismo ocurre en Norteamérica con el Bigfoot (Pie Grande), en el Tíbet con el Yeti o en Centroamérica con el Chupacabras. Aunque bajo el término de criptozoología también debemos incluir la búsqueda de otras criaturas como los dragones medievales, las sirenas o los unicornios, son los que he mencionado antes los que suelen copar más titulares y crear más interés.

nessie
El monstruo del Lago Ness es uno de los animales fantásticos más conocidos del planeta a pesar de que no haya ninguna prueba fiable de su existencia (foto: Getty).

Por qué no es correcta: En ninguno de los casos que he expuesto anteriormente existe evidencia alguna de la existencia de esos seres al margen de lo que podríamos llamar “avistamientos anecdóticos poco fiables”. Pero eso no evita que actualmente muchos crean en su existencia e incluso lleguen a aportar como prueba imágenes que han resultado desenmascaradas con los años, como es el caso de la imagen de arriba. Por el contrario, en otros casos, de criaturas mitológicas como son los dragones, las sirenas o los unicornios, su origen es más claro al surgir de una peligrosa mezcla de imaginación con realidad. Por ejemplo, se da por hecho que el mito del dragón procede del hallazgo de restos de dinosaurios cuando se creía que las criaturas jamás se extinguen, mientras que las sirenas son en realidad unos mamíferos marinos que reciben el nombre de manatíes. ¿Y qué hay de los unicornios? Un animal cuadrúpedo como un caballo, robusto y que tiene un cuerno en su cara es la descripción de un unicornio, pero también lo es de un rinoceronte. Sin duda alguien al oírla por primera vez se creó una imagen que con el tiempo ha dado a este ser mitológico que todos conocemos.

Cuando fue refutada: Desde siempre. Mitos de estas características han existido siempre y toda evidencia aportada ha acabado cayendo por su propio peso. Y el mejor ejemplo es la famosa imagen del Monstruo del Lago Ness que muestro arriba. Si os fijáis denetidamente en ella, y dejáis de lado la idea de que se trata de la famosa criatura, os daréis cuenta que en realidad lo que estáis viendo es un brazo y una mano humanos, quizás un hombre nadando. Esa manipulación de la realidad es muy fácil cuando no hay un elemento que sirva de escala en la fotografía.

Su peligro: De nuevo estamos ante un peligro más bien bajo, incluso puede aportar cierto beneficio a áreas rurales económicamente deprimidas que se benefician de la credulidad de unos pocos, que acuden allí para ver lo que no existe.

El futuro en las estrellas

La creencia de que la posición de los astros determina el estado anímico o la forma de ser de una persona, lo que llamamos Astrología, es una de las pseudociencias más aceptadas por la sociedad actual. En realidad no hay que ser un genio para saber que creer que alguien pueda adivinar nuestro futuro solo por la posición de las estrellas y la fecha de nuestro nacimiento es un absurdo, pero eso no evita que muchos acudan a videntes y a otros charlatanes para que les echen las cartas del Tarot con el fin de conocer su futuro, si tendrán éxito en una empresa o no.

astrologia
La astrología se basa en postulados erróneos que hicieron que fuera desprestigiada con relativa facilidad hace 500 años, a pesar de lo cual todavía goza de cierto status (fuente: startres.net).

Por qué no es correcta: La astrología se basa en dos puntos que son completamente erróneos y muy fáciles de desmontar. Por un lado tenemos que las constelaciones no son conjuntos de estrellas que existen así, sino que así es como las vemos en el firmamento por una cuestión de perspectiva. Dado que la Tierra se mueve y las estrellas aparecen y desaparecen, estas constelaciones no permanecen fijas en el tiempo, por lo que el primer postulado de la astrología queda automáticamente desmontado. Por otro lado debemos tener en cuenta que la Tierra tiene dos movimientos que ya vimos cuando hablamos de La ciclicidad de las grandes extinciones: uno rotando sobre sí misma y otro moviéndose alrededor del Sol. Este último es muy importante para lo que nos interesa, ya que nuestro planeta (y todos los del Sistema Solar) sigue una órbita variable que se hace más circular o más elíptica (recordad los ciclos de excentricidad), de manera que eso hace que aunque un día concreto del año tengamos a Saturno en una posición determinada, eso no significa que al año siguiente vuelva a estar ahí.

Cuando fue refutada: En el Renacimiento la astrología sufrió un duro golpe al descubrirse que los planetas se mueven alrededor del Sol y no en torno a la Tierra. Aun así esta pseudociencia supo readaptarse, y aunque no exista ninguna evidencia que demuestre que se puede predecir el futuro de alguna forma, miles o millones de personas siguen acudiendo a astrólogos con ese objetivo.

Su peligro: Medio, ya que esta pseudociencia solo tiene impacto en el bolsillo de quien acude a esta gente y en sí mismo, ya que la mente puede tener un gran poder de sugestión que nos hace creer cosas que no son ciertas, lo que en psicología se llama “sesgo cognitivo”.

La mano que mece la cuna (de la evolución)

Aquí entramos en cuestiones religiosas, pero no podemos olvidar que las pseudociencias tienen varios puntos en común con cualquier religión. Tanto el Creacionismo como el Diseño Inteligente son dos ejemplos de intentos de demostrar lo indemostrable para conseguir adeptos a una religión, lo que podemos considerar perfectamente una forma de pseudociencia. Es muy importante recordar que si nos dedicamos a la ciencia debemos dejar las creencias en casa para abordar un problema de forma objetiva, y es por ese motivo por el que ambas disciplinas las he incluido en esta lista.

diseno_inteligente
El Diseño Inteligente es un pensamientos pseoducientífico con importantes implicaciones religiosas (fuente: ateismoparacristianos.blogspot.com.es).

Por qué no es correcta: Tanto en el Creacionismo como en el Diseño Inteligente asistimos a un negacionismo de determinados modelos solo por el hecho de que entran en conflicto con nuestra fe. De esta forma quienes defienden sus postulados lo que están haciendo es agarrarse a un clavo ardiendo que demuestre que sus creencias religiosas son correctas.

Cuando fue refutada: En este caso es algo complicado porque cuando se hace un nuevo descubrimiento los defensores de estas disciplinas primero las niegan, pero con el tiempo acaban por adoptarlas como parte de sus postulados. De esta manera son pseudociencias que se reinventan a sí mismas constantemente, haciendo que nunca haya evidencias en contra.

Su peligro: Medio pero no debemos despreciarlo, ya que confunden verdad con creencia. Afirmaciones como que Dios creó el Universo o que el orden del mismo es fruto de un Ser Superior no tienen por qué estar en contradicción con los modelos científicos (lo que uno crea o deje de creer es algo personal) ni ser peligrosas per se, pero sí tenemos un problema cuando estos postulados se proponen como la única verdad. En Estados Unidos por ejemplo se da en algunas escuelas el Génesis como modelo alternativo al Big Bang, como si ambos fueran igualmente válidos.

El poder adivinatorio de los números

Usar los números para adivinar el futuro, predecir catástrofes o el fin del mundo es a lo que supuestamente se dedica la Numerología. ¿Pero cuántas veces hemos oído que el fin del mundo llegaba y sin embargo las cosas han seguido su curso como si nada? Esta pseudociencia se basa en la creencia de que los números son uno de los conceptos más perfectos del Universo y que esconden una relación mística con todo lo que hay en él. Incluso según sus defensores los números pueden servir para conocer cómo es una persona sin necesidad de verla o incluso saber si hay afinidad entre personas o no.

numerologia
La numerología emplea los números para conseguir que digan lo que uno siempre quiere que digan (fuente: aliciagalvan.com).

Por qué no es correcta: Es curioso, pero sobre todo sospechoso, que quienes definen esta práctica nunca someten su trabajo a lo que conocemos como Revisión por pares, tan importante a la hora de publicar papers. Y es que debemos tener en cuenta que los números (no las matemáticas) son la herramienta más mentirosa del mundo, porque con la cantidad de operaciones matemáticas que existen se puede obtener el resultado que uno quiera jugando con ellos. Es así como la numerología ha encontrado evidencias de eventos pasados ya sucedidos, pero sin embargo jamás se ha podido predecir algo antes de que se produzca, ya que mientras no ocurra, los numerólogos no saben qué buscar para que los números les digan lo que quieren encontrar.

Cuándo fue refutada: Como se basa en una simple carambola matemática es muy difícil refutar algo así, pero el simple hecho de que siempre que alguien se ha aventurado a predecir el futuro con ella ha fallado debería ser motivo suficiente para desconfiar de esta pseudociencia.

Su peligro: Medio, ya que hay quien se rige por la numerología para todo, incluido para tomar decisiones de cierta importancia en su vida. Dado que esta pseudociencia es puramente azar, dejar algunas cuestiones al azar es bastante peligroso, y más si esas decisiones deberían ser tomadas racionalmente.

¿Existe el más allá?

Otra de las pseudociencias más aceptadas, de nuevo por una necesidad de la sociedad, es la Parapsicología. De hecho la podemos definir de una forma muy absurda pero muy acertada como la creencia de que los superpoderes existen fuera de la ficción y de que hay vida más allá de la muerte.

parasicologia
Los médium aprovechan la necesidad de algunas personas de creer que existe algo después de la muerte (fuente: puntmagic.com).

Por qué no es cierta: El mero hecho de que trate cuestiones intangibles e indemostrables como son los fantasmas o la telepatía es lo que la lleva a ser catalogada como una pseudociencia pura, sin lugar a dudas. Aun así, sus profesionales, que de algo tienen que vivir, la tratan de vender como una ciencia más a la que el resto de ciencias no respetan. ¿Es eso cierto? Si la parapsicología la analizamos como una ciencia podremos ver que esta afirmación cae por su propio peso, ya que estamos hablando de una disciplina que juega con ideas imposibles de demostrar, formulando hipótesis que se consideran acertadas sin haberse tratado de confirmar mediante la experimentación. Por ello, aunque sus profesionales lo afirmen, la parapsicocología no es, bajo ningún concepto, una ciencia. Otra cuestión, de nuevo entramos en la religión, es si hay vida después de la muerte, que también trata esta pseoduciencia. Pero sin pruebas no podemos afirmarlo solo porque ese sea nuestro deseo.

Cuando fue refutada: Recientemente. Durante un tiempo se creyó que solo usábamos aproximadamente el 10% de nuestra capacidad cerebral, lo que llevó a la creencia de que quizás con un poco más podríamos hacer cosas increíbles. Ahora sabemos que usamos el 100%, aunque sí parece ser que solo tenemos “encendidas” en un momento dado el 10% de nuestras neuronas. A eso debemos sumar dos hechos incuestionables. Por un lado que si solo usásemos el 10% un golpe en la cabeza no debería ser tan peligroso como en realidad es, ya que el 90% del cerebro estaría sin ser empleado. Por otro lado, dado que la naturaleza es vaga, en ningún momento asignaría tanta energía a un órgano tan desaprovechado como es un cerebro que solo usa el 10%. Aunque nos gustaría ver a gente con superpoderes, lo cierto es que los superhéroes sólo existen en la ficción.

Su peligro: Medio. Los poderes extrasensoriales no existen, por lo que no hay peligro de que alguien venga y destruya nuestro mundo con sus superpoderes. Pero sí existe un peligro asociado, el mismo de varias pseudociencias que ya hemos visto, y es el de que te estafen por creer en estas cuestiones. El bolsillo y la verdad son siempre los más perjudicados cuando hablamos de estas disciplinas pseudocientíficas.

El poder de las agujas

Otra de las mal llamadas medicinas alternativas, que no son otra cosa que pseudociencias, es la Acupuntura. En este caso estamos hablando de una disciplina que pretende «reequilibrar» la energía (qi) que fluye a través del cuerpo mediante la aplicación de agujas finas en los puntos designados, denominados puntos acupunturales. Con todo ello se busca curar varias enfermedades, aunque principalmente es empleada para el alivio del dolor.

acupuntura
Algunas pseudociencias, como es el caso de la acupuntura, utilizan postulados erróneos con una base que puede ser verdad en parte, pero que es rodeada de un misticismo que en los últimos años se está empezando a dejar atrás (fuente: tecnicasmanualesluismiguel.com).

Por qué no es correcta: Dado que la acupuntura no se basa en el conocimiento científico sino en la tradición oral debemos incluirla como pseudociencia. Es así de sencillo.

Cuando fue refutada: Actualmente se están llevando varios estudios que tratan de dilucidar lo efectivo de esta técnica, y aunque de momento no hay resultados consistentes, sí se ha confirmado que no es válida para una gran cantidad de dolencias. Es más, hay autores que están bastante seguros de que estamos ante una pseudociencia que se aprovecha de lo que se denomina efecto placebo (quieres curarte y tu cuerpo, al creer que lo están curando, se cura o aparenta curarse solo).

Su peligro: Medio. Uno de los puntos a favor de esta pseudocencia actualmente es que no pretende dar cura absoluta a todo tipo de dolencias, sino que se vende a sí misma como un complemento. De esta forma la acupuntura es una de las medicinas alternativas menos peligrosas, pero no por ello de peligrosidad nula, ya que de nuevo estamos en parte ante una estafa que se aprovecha de una necesidad.

Orden para una buena energía

El Feng Shui es una de las aportaciones del mundo oriental con mayor aceptación por parte de las sociedades occidentales, pero no obstante no deja de ser una pseudociencia. En este caso se parte de la creencia indemostrada de que hay una energía invisible que controla todo, en especial nuestro estado anímico, de manera que si colocamos los muebles de una determinada forma en nuestra casa tendremos una energía más positiva y estaremos más alegres, o una energía más negativa y estaremos siempre enfadados.

feng_shui
Las corrientes de pensamiento orientales como el Feng Shui han tenido una gran aceptación en las sociedades occidentales actuales (fuente: moshy.es).

Por qué no es correcta: ¿De verdad es necesario decir por qué no lo es? El Feng Shui se basa en la existencia de una especie de «aliento vital» (el llamado chi) que fluye por todas las cosas. Este flujo se ve modificado por la forma y disposición del espacio, por la orientación de las cosas y por los cambios temporales. Evidentemente este chi es invisible y misterioso, por lo que no hay nada que demuestre que exista o no, y es por eso por lo que de nuevo esamos ante una pseudociencia.

Cuando fue refutada: Evidentemente los postulados de esta pseudociencia son algo que jamás se ha demostrado, tampoco que no sea cierto, y eso es para ella un éxito. Pero en realidad sí hay forma de demostrarla, al menos estadísticamente, ya que si hacemos un análisis estadístico de gente que, sin saber de Feng Shui, viva en casas con energía positiva y negativa podríamos comprobar si de verdad hay una relación con su estado emocional o no. Pero este experimento nadie lo ha hecho, puede que porque a nadie se le ha ocurrido, pero yo apostaría porque no interesa zanjar el debate. Es más rentable dejarlo como está.

Su peligro: Medio. De nuevo tenemos un caso que no es peligroso en cuanto a riesgo para la vida, pero de nuevo vemos que tiene un impacto medianamente negativo dado que muchas personas gastan verdaderas millonadas en tener una casa con lo que ellos llaman “buen feng shui”, son capaces de no aceptar una vivienda porque no lo tienen y obligan a sus amigos a adaptarse a sus exigencias.

El poder de las pirámides

Una pirámide simplemente es una figura geométrica en tres dimensiones, que puede tener una base del número de lados que queramos a partir de tres. De hecho hay pirámides de base triangular, cuadrangular, pentagonal… Y de todas ellas las más conocidas son las segundas, porque a ellas responden las construcciones humanas de civilizaciones pasadas, ya sean en África o en América. La Piramidología es una pseudociencia que, a partir de esa similitud entre ambos continentes, propone que toda construcción con esta forma tiene beneficios para la salud gracias a lo que ellos llaman “energía piramidal”.

piramidologia
Creer que dormir bajo una estructura con forma de pirámide es sano para la salud demuestra una falta de conocimientos absoluto acerca de medicina y es un pensamiento puramente pseudocientífico (fuente: piramidología.it).

Por qué no es correcta: Curar o combatir enfermedades como el reuma, la esclerosis o dolencias de origen bacteriano gracias a dormir bajo una construcción con forma de pirámide de base cuadrada es una estupidez que no creo que requiera de mucha explicación.

Cuando fue refutada: Por desgracia es una de esas pseudociencias que se apoyan en cuestiones indemostrables, por lo que no tenemos nada en su contra, mientras que a favor tienen siempre el efecto placebo, que ya hemos visto.

Su peligro: Medio alto, ya que estamos ante una de las pseudociencias que proponen remedios alternativos para dolencias reales, valiéndose de la ignorancia y el analfabetismo científico de la sociedad para engañar. En ocasiones, si una persona renuncia a la medicina y se agarra a estas disciplinas puede acabar lamentándose, y no solo por la estafa a la que se habrá expuesto, sino también porque se arriesga a que su dolencia se agrave irremediablemente.

Masajes curativos

Los trastornos mecánicos del aparato locomotor, de los músculos, los huesos y las articulaciones afectan a la salud de las personas negativamente, por lo que con un simple masaje en la zona adecuada pueden solucionarse las dolencias de una persona. Eso es en lo que se basa la Quiropráctica, que no podemos confundirla bajo ningún concepto con la fisioterapia, una disciplina médica que la aplican personas cualificadas que han estudiado para ejercer. De hecho, el principio por el que se rige esta pseudociencia es la inteligencia innata, un concepto del cual no obstante muchos quiroprácticos parecen querer apartarse en los últimos años, ya que según él, cuando la columna vertebral está en la alineación correcta, la inteligencia innata del cuerpo puede actuar para curar una enfermedad concreta. Lástima que eso solo sea pura ficción.

quiropraxia
La quiropraxia es una disciplina pseudocientífica que es confundida con demasiada frecuencia con la fisioterapia, que sí es una disciplina científica (fuente: dfz.es).

Por qué no es correcta: Aunque una terapia de manipulación muscular no es negativa, el creer que manipulando la columna, que es donde está parte del sistema nervioso central, se cura el cuerpo es muy peligroso. Evidentemente el principio de la inteligencia innata no está demostrado de ninguna forma, por lo que de nuevo estamos ante una disciplina que parte de un postulado claramente pseudocientífico.

Cuándo fue refutada: En la actualidad se están llevando a cabo varios estudios, pero de momento no hay nada concluyente, salvo los peligros de esta práctica que expongo más adelante.

Su peligro: Alta, ya que el problema de la quiropráctica reside en el hecho de que estas creencias pueden ponerte en manos de una persona sin la titulación adecuada. Por ello, muchas veces la quiropráctica puede provocar dolencias irreparables tales como hernias o roturas musculares, y en determinadas afecciones, como son las que implica presencia de trombos, pueden suponer la pérdida de un miembro o incluso de la vida. Sin duda nada de esto es para jugar, pero no obstante muchos se arriesgan sin saber realmente ese riesgo que están corriendo.

Similar cura similar

La Homeopatía se basa en la afirmación de que “lo similar cura lo similar”, es decir, en diluir en agua o alcohol una ínfima parte del agente supuestamente causante de la enfermedad (dudo mucho que tomarte excremento de perro diluido sirva para curar la gastroenteritis). Esta opción médica no es nada nuevo, pero sin embargo hemos asistido en los últimos años a un incomprensible auge de la misma. Pero en cualquier caso a veces conviene mirar al pasado para tratar de comprender estas cosas, y en el caso de la homeopatía se puede entender por el momento en el que surgió. Y es que hay que tener en cuenta que n el pasado la Medicina occidental mataba a más gente de la que curaba, y por ello surgió esta disciplina que, si bien jamás curó, al menos tampoco mataba en la misma proporción que los médicos, que no hacían más que usar excrementos de animales o humanos, orines y sangrías para (no)curar a la gente. Actualmente los productos homeopáticos no son más que soluciones salinas o azucaradas con una base de alcohol o de agua que, si bien siguen sin ser perjudiciales para quien las consume, tampoco aportan ningún tipo de beneficio.

homeopatia
Los productos homeopáticos son agua con azúcar, a veces con sal, que es vendida por un alto precio (fuente: sapiensmedicus.org).

Por qué no es ciencia: El principio de lo similar cura lo similar carece de toda evidencia práctica, del mismo modo que la más reciente memoria del agua, que afirma que este líquido recuerda las propiedades de las sustancias con las que se ha mezclado y puede aportar los beneficios de estas. Pero es curioso que según sus defensores solo recuerda las propiedades beneficiosas, nunca las perjudiciales. Evidentemente ninguna prueba científica ha demostrado que esto tenga la más mínima base, pero al no haber una prueba clara que demuestre que sea errónea, más allá del sentido común, hace que los defensores de la homeopatía sigan empleándola.

Cuando fue refutada: Podríamos decir que desde que se descubrió el efecto placebo, ya que los estudios realizados han descubierto que la eficiencia estadística de la homeopatía es similar a la de este efecto.

Su peligro: Muy alta. La homeopatía es una de las pseudociencias más peligrosas porque afecta directamente a la salud. Sus profesionales, a veces incomprensiblemente médicos (triste pero es así), ahora afirman que es un complemento, pero mucha gente sigue creyendo que los remedios homeopáticos funcionan y se agarra a ellos no para complementar a la medicina, sino para sustituirla. No olvidemos que hace mucho tiempo la medicina dejó de matar a la población, casi desde que dejamos atrás la Edad Media, y por ello el no ir al médico puede suponer agravar la salud del enfermo o incluso causarle la muerte, como ocurrió hace un par de meses con un niño de siete años que murió de asma en Gerona (la homeopatía no es ninguna tontería). De hecho, quienes creen curarse con esta disciplina es simplemente por el ya mencionado efecto placebo, se cura o aparenta curarse sola, porque esta pseudociencia es en realidad el engaño de la mente de quien la consume, un engaño que en ocasiones llega a ser muy fuerte.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s