Contextos geológicos españoles de relevancia internacional 8: Fósiles e icnofósiles del Mesozoico continental

Es un hecho que una de las ramas de la geología que más interés suscita siempre es la paleontología. Conocer cómo fue la vida del pasado a través de sus restos (fósiles) y sys huellas (icnofósiles) despierta nuestra yo aventurero y, muchas veces, nos hace volver momentáneamente a la infancia. Y no hay más que fijarse en cualquier museo dedicado a la historia natural para ver que casi siempre son fósiles o recreaciones, sobre todo de dinosaurios, los que presiden la entrada o las salas más destacadas. Por ello era lógico que tarde o temprano nos topásemos con algún contexto geológico cuyo interés sea fundamentalmente paleontológico. Los fósiles e icnofósiles del Mesozoico continental agrupan varios geosites dedicados a los organismos que vivieron en Iberia durante el Mesozoico, pero también a los ambientes en los que vivieron.

lohuecotitan_mupa
Lohuecotitan fue un gigante saurópodo de más de 15 m que fue descubierto en el yacimiento de Lo Hueco (Cuenca). Esta reconstrucción a tamaño real se puede ver en el Museo Paleontológico de Castilla-La Mancha (imagen tomada de wikipedia.org).

Fósiles e icnofósiles, la vida del pasado

Cuando pensamos en fósiles, es habitual que lo que nos venga a la cabeza sean huesos de dinosaurio o conchas marinas de hace millones de años. Y no estaríamos equivocados, aunque tampoco estaríamos diciendo toda la verdad que hay detrás del concepto de fósil. Porque fósiles también son los coprolitos, excrementos de animales que vivieron en el pasado, e incluso las huellas que dejaron. Las icnitas son las huellas de organismos que vivieron hace millones de años, ya sean las cruzianas que dejaron los trilobites en Monsagro o los rastros de dinosaurios que vivieron en el entorno de Salas de los Infantes. Ambos, junto con las impresiones de piel, son lo que conocemos como icnofósiles y son también de gran importancia en paleontología porque nos dan información muy útil acerca del modo de vida de organismos que extintos.

cornago_huellas
Imagen de varias huellas dejadas por un dinosaurio terópodo en Cornago. En la propia roca se puede apreciar además las típicas marcas que deja el oleaje en zonas poco profundas y que nos hablan del medio en el que el dinosaurio caminó hace millones de años (fuente: ninoinfantil.wordpress.com).

Los fósiles, que mucha gente incluye dentro del genérico concepto de «piedras», son tanto los restos de animales que vivieron en el pasado geológico como las huellas que dejaron de su actividad. Y todos ellos, fósiles e icnofósiles, son verdaderos milagros de la conservación natural. Porque para que un fósil se preserve y llegue a nuestros días tiene que haber sobrevivido a un sinfín de procesos destructivos (geológicos, tectónicos, metamórficos…). La mayoría de seres vivos que viven en el planeta, hablo de individuos más que de especies o géneros, desaparecerán de él sin que quede registro de su existencia. Eso es así, una triste realidad que sin embargo debería servirnos para saber valorar mucho más los fósiles que encontremos, ya sea en el campo o en un museo. Y es por ese mismo motivo que no debemos ir a buscar fósiles ni mucho menos comprarlos sin garantías, pues el patrimonio paleontológico es de todos y deberíamos fomentar su protección y no su explotación.

fosilizacion
La fosilización es un complejo proceso por el cuál las partes de un animal son sustiuidas poco a poco por elementos minerales y es más fácil en partes duras, aunque también se pueden fosilizar como impresiones partes blandas como la piel, el pelo o las plumas (fuente: cienciadesofa.com).

Los yacimientos fósiles de Iberia

Como ya hemos dicho en numerosas ocasiones, con la ruptura de Pangea la península Ibérica se convirtió en un microcontinente propio que recibe el nombre de Iberia. Este microcontinente estuvo rodeado durante el Mesozoico de varias cuencas marinas en las que se depositaron potentes sucesiones sedimentarias o se produjeron mineralizaciones de gran interés económico.Pero en sus costas también se registraron varios ambientes, en especial en algunos puntos de la mitad más oriental de Iberia, donde se desarrollaron en el Cretácico extensas plataformas supramareales sobre las que se desplazaron los dinosaurios ibéricos y el resto de organismos que compartían hábitats con ellos.

europe_cretaceous
En el Cretácico Europa estaba constituida por una serie de islas tropicales de entre las que destacaba Iberia, la más grande y occidental de todas (fuente: jan.ucc.nau.edu).

Los yacimientos de dinosaurios de la península Ibérica son sin duda uno de los puntos fuertes de este contexto. En Teruel tenemos los yacimientos del Jurásico-Cretácico de Galve (geoparque Maestrazgo), en los que se han descrito varios géneros de dinosaurios y mamíferos, como son los saurópodos Aragosaurus y Galvesaurus. Más al sur, en Cuenca, tenemos el yacimiento cretácico de Las Hoyas, cuna del terópodo Concavenator o el ave Iberomesornis. Y en La Rioja tenemos los yacimientos cretácicos de la región de Cameros, donde tenemos una de las mayores concentraciones de huellas de dinosaurios de Europa. Pero aunque estos sean los yacimientos que forman parte de este contexto, en realidad solo son una pequeña parte, pues también tenemos yacimientos de gran importancia en Burgos, en Asturias, en la Comunidad Valenciana e incluso en Lleida, en el geoparque Orígens.

origens_fosiles
En el geoparque Orígenes hay varios yacimientos paleontológicos de interés, algunos de ellos de dinosaurios que han aportado fósiles de gran valor científico (imagen obtenida de parc-cretaci.com/es).

Los depósitos de ámbar de Iberia

Otro aspecto muy interesante de este contexto son los yacimientos de ámbar que hay en la península Ibérica. El ámbar es la resina fósil que algunas plantas segregaron en el pasado y quem en ocasiones, pueden engullir a pequeños organismos (insectos, arácnidos…), plumas o incluso partes de animales. En esos casos, al fosilizar la resina lo que queda en su interior se conserva en perfecto estado, dándonos oportunidad única para su estudio. Pero no nos engañemos, la mayoría del ámbar no contiene fósiles, aunque el mero hecho de encontrar ámbar ya esa algo bastante insólito porque para que las probabilidades de que la resina fosilice son muy remotas. Y evidentemente aún lo son más que en su interior tengan algo. Por suerte en España sí que tenemos ámbar del Mesozoico con auténticas sorpresas en su interior. En la cueva El Soplao, asociada a una de las minas del urgoniano de la cuenca Vasco-Cantábrica, se han encontrado importantes depósitos de ámbar de gran interés científico, al igual que tenemos otros yacimientos ambarinos en Asturias, como es el caso del ámbar del Caleyu (muy cerca de Oviedo), el yacimiento de Peñacerrada I en Burgos o el yacimiento de Peñacerrada II en Álava. Todos ellos son del Cretácico Inferior y en todos ellos se han encontrado pequeños artrópodos.

ambar_insectos
El ámbar es resina fósiles en cuyo interior a veces se pueden encontrar insectos, plumas de dinosaurio y hasta la pata de un lagarto. Su estudio es crucial para comprender mejor el pasado geológico. Imagen de varios insectos dentro de un fragmento de ámbar del yacimiento alavés de Peñacerrada II (fuente: penacerrada-urizaharra.com).

En resumen

El contexto de Fósiles e icnofósiles del Mesozoico continental sirve para conocer un poco mejor los animales que vivieron en Iberia hace más de 66 millones de años (Ma), cuando era un microcontinente propio más o menos aislado del resto del mundo. De los 252 geosites reconocidos por el IGME en 2021, 25 se encuentran formando este contexto, lo que lo convierte en uno de los contextos más amplios de España.

geosites_8
Tabla con los 25 geosites que forman parte del séptimo contexto geológico español de relevancia internacional, Fósiles e icnofósiles del Mesozoico continental (IGME).

Bibliografía

IGME: “IB200c, Icnitas de dinosaurio del Weald de Cameros (La Rioja). Los Cayos A“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

IGME: “IB200e, Icnitas de dinosaurio del Weald de Cameros (La Rioja). Los Cayos C“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

IGME: “IB200f, Icnitas de dinosaurio del Weald de Cameros (La Rioja). Los Cayos S“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

IGME: “IB207, Yacimientos de dinosaurios del Jurásico-Cretácico de Galve“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

IGME: “IB216, Yacimiento de vertebrados del Cretácico inferior de Las Hoyas“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

IGME: “PSs034, Yacimiento de Dinosaurios de Arén (Arén 1, 2 y 3)“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

Pérez Lorente, F.; Peñalver, E.; Poyato, F.J.; Caro, S. y Romero-Molina, M.M. (2009): “Cretaceous continental fossils and ichnofossils“. In: Spanish geological frameworks and geosites. An approach to Spanish geological heritage of international relevance (A. García-Cortés, Ed.), IGME, Madrid, 99-106.

Vera, J.A.; Barnolas, A; Bea, F.; Calvo, J.P.; Civis, J.; De Vicente,  G.; Fernández-Gianotti, J.; García-Cortés, A.; Pérez-Estaún, A.; Pujalte, V.; Rodríguez-Fernández, L.R.; Sopeña, A. y Tejero, R. (2004): “Introducción“. En: Geología de España (J.A. Vera, Ed.), SGE-IGME, Madrid, 1-17.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s