Sobrarbe, un geoparque en el corazón de Pirineos

Al norte de la provincia de Huesca (Aragón), en el corazón mismo de Pirineos, se encuentra el cuarto geoparque español. Sobrarbe entró a formar parte de la Red Global de Geoparques (GGN) en 2006 y es un lugar de gran belleza visual que atesora un rico, variado e importantísimo patrimonio natural. Evidentemente su localización juega a su favor, pero en Sobrarbe no solo hay Pirineos, también hay cuevas de origen kárstico, glaciares a punto de morir toda la riqueza que puede aportar el tener en su territorio el segundo parque nacional de España. Así es Sobrarbe, un geoparque en el corazón de Pirineos.

sobrarbe_egn
Mapa de los 69 geoparques declarados que formaban parte de la Red Europea de Geoparques en 2015, indicando con un círculo la posición de Sobrarbe. En la actualidad este mapa ha cambiado por las modificaciones que se han producido con los años en la red (modificado a partir de europeangeoparks.org).

El geoparque pirenico de Sobrarbe

Todos sabemos que Pirineos es una de los mayores sistemas montañosos de la península Ibérica y definen su frontera natural con el resto del continente europeo. Pero Pirineos es mucho más que eso. Desde el punto de vista geológico estamos ante el resultado de la colisión continental que hubo hace millones de años entre la placa Ibérica y la placa Europea. Los Pirineos son un sistema montañoso relativamente joven que se formó en el Cenozoico y que se puede considerar como la parte más oriental de un sistema montañoso que también incluye la cordillera Cantábrica. Geológicamente dividimos a Pirineos en tres zonas principales a partir de sus rasgos tectónicos y estructurales. La zona Norpirenaica corresponde con la vertiente norte y se caracteriza porque sus estructuras (pliegues y fallas) están inclinadas hacia el norte. Es además la que se encuentra en territorio francés, por lo que el geoparque no la contempla. La zona Axial es el núcleo del orógeno y por tanto donde tenemos los picos principales, pero también la mayor deformación de los materiales. En ella las estructuras vergen (se inclinan) hacia el sur. La tercera zona es la zona Surpirenaica, la más meridional de las tres y caracterizada por una vergencia sur de sus estructuras geológicas.

sobrarbe_pirineos
Arriba: Posición del geoparque de Sobrarbe dentro de la cordillera Cantábrica-Pirenaica (fuente: geoparquepirineos.com). Abajo: Esquema geológico de la rama pirenaica del orógeno (Vera, 2009).

El geoparque de Sobrarbe lo forman 19 municipios que ocupan una superficie de 2202 km2. Geográficamente estamos ante un entorno de elevada altitud, con cumbres de más de 3000 m de altitud como es Monte Perdido (3355 m). De hecho, más del 60% del territorio se encuentra a más de 1000 m de altitud y solo el 6% lo está por debajo de los 600 m. En cuanto a su geología, Sobrarbe forma parte de la zona Axial y la zona Surpirenaica de Pirineos, con materiales de muy diversa naturaleza que nos cuentan la larga y compleja historia geológica que vivieron los Pirineos antes de su configuración como el actual sistema montañoso que son. Y como es habitual en los geoparques, de nuevo tenemos numerosas figuras de protección que ayudan a poner en valor el rico patrimonio natural, no solo geológico del entorno. Porque en Sobrarbe más del 50% de la superficie está declarada como espacio protegido, ya que en el geoparque tenemos el Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, el segundo en antigüedad de país, los parques naturales de Poster Maladeta y Sierra y Cañones de Guara y otros tantos espacios que forman parte de la Red Natura 2000. Sobrarbe también fue el hogar del extinto bucardo, una cabra montés de espectacular cornamento que se extinguió oficialmente en el año 2000, solo 6 años antes de que se declarase el geoparque.

sobrarbe_mapa
El geoparque de Sobrarbe tiene un rico patrimonio natural que queda de manifiesto con las numerosas figuras de protección existentes. Sus rocas cuentan además una larga y compleja historia geológica (imagenes obtenidas de geoparquepirineos.com).

Una larga y compleja historia geológica

La geología de Sobrarbe es muy compleja porque su historia geológica también es. Podemos dividir tres etapas que a grandes rasgos coinciden con las tres eras del tiempo. La primera etapa nos lleva al Paleozoico de los trilobites y nos habla de la formación del supercontinente de Pangea y de lo que hubo antes. Y es que hace 300-500 millones de años (Ma) Sobrarbe se encontraba bajo el mar, en la costa de un continente que por los movimientos tectónicos acabó colisionando con otros. Así surgió la orogenia Varisca que llevaría al nacimiento de Pangea y a la formación de rocas graníticas. La mayoría de estos materiales paleozoicos hoy en día conservan buena parte de sus características originales. La segunda etapa nos traslada al Mesozoico de los dinosaurios y nos cuenta lo que Sobrarbe experimentó durante el tiempo que Pangea existió, pero también cuando el supercontinente se rompió y la península Ibérica se separó del resto de Europa para iniciar su propio camino. Esta etapa en realidad empieza ya en el Paleozoico y termina antes de que acabe el Mesozoico. La tercera etapa, la del Cenozoico de los mamíferos, es la más importante por ser la que corresponde con la Orogenia Alpina, el evento de colisión continental que hizo que Iberia volviera a unirse a Europa y causara el nacimiento de los actuales Pirineos. En ella están todas las estructuras tectónicas (pliegues y fallas) y los depósitos sinorogénicos (coetáneos) de las cuencas sinorogénicas surpirenaicas.

cotefablo_flysch
Secuencia turbidítica plegada en el puerto de Cotefablo, en los Pirineos oscenses, en el límite del geoparque de Sobrarbe (imagen obtenida de geoviva.es).

Tras la formación del sismeta montañoso que hoy son los Pirineos, la historia geológica del geoparque no se detuvo porque hoy en día sigue escribiéndose en sus rocas. Durante el Cuaternario de los homínidos, ya con los dos casquetes polares formados, se produjeron una serie de oscilaciones climáticas de carácter glacial-interglacial que afectaron a todo el planeta y permitieron, en el caso de Pirineos, el establecimiento de una serie de glaciares que modelarían el paisaje a su antojo. De esta etapa son los profundos y espectaculares valles de paredes escarpadas, los abundantes circos glacialres, los depósitos de morrenas y bloques erráticos y una amplia variedad de elementos propios del modelado glaciar. Pero no todos hablan de un pasado que ya no existe, pues a pesar de que última glaciación acabó hace 11 700 años, todavía hoy en día tenemos glaciarismo en Sobrarbe. Los glaciares de Monte Perdido, declarados Monumento Natural y actualmente protegidos, son unos de los pocos ejemplos en España que aún tenemos de ese pasado relativamente reciente, una prueba más de que la geología es dinamismo.

ordesa_valle
El valle de Ordesa, que le da nombre al Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido, es un espectacular valle de origen glaciar que encontramos en el geoparque de Sobrarbe. Hoy en día la lengua de hielo que lo excavó ya no existe y en su lugar discurre por él el río Arazas (imagen obtenida de luzmediterranea.wordpress.com).

El paisaje actual de Sobrarbe

Todo paisaje es geología y en Sobrarbe eso se puede ver muy bien. Porque no solo el geoparque lo ha modelado la acción del hielo en forma de glaciares, también tenemos otros tipos de modelados que aumentan su geodiversidad. Porque con la retirada de los glaciares vino el periglaciarismo, responsable en parte de muchas de las formas poligonales y derrubios que hay en el geoparque. También llegó la acción modeladora de los ríos, que desde el final de la Última Glaciación han reconfigurado los valles en U, han excavado profundos cañones y, en algunos casos, han producido importantes y llamativos saltos de agua. Uno de los más espectaculares es el que protagoniza el río Cinca al precipitarse por el valle de Pineta.

cascadas_cinca
Sobrarbe se encuentra en la cuenca del río Cinca, que al atravesar el valle de Pineta protagoniza una serie de cascadas de gran interés visual (imagen obtenida de magicospirineos.com).

El modelado kárstico de Sobrarbe también es importante. Las cuevas excavadas en las rocas carbonatadas mesozoicas de los macizos de Cotiella o Monte Perdido, pero también en Castillo Mayor y Peña Montañesa y en ocasiones en materiales evaporíticos (formados por sales), tienen también un gran interés visual. En el geoparque podemos encontrar numerosas manifestaciones kársticas, como son lapiaces o dolinas en superficie y grutas y cavernas en profundidad. Un caso muy particular de Sobrarbe es el sistema kárstico en carbonatos y evaporitas de la Gruta helada de los Sarrios, excavada en el propio macizo calcáreo de Monte Perdido.

cuevas_pirineos
En Sobrarbe existen numerosas manifestaciones kársticas de gran potencial turístico, como son la cueva de los Moros o la gruta helada de los Sarrios. Todas ellas dan un añadido al geoparque que, a pesar de estar en el corazón de Pirineos, no solo nos habla de Pirineos (foto: IPE CSIC).

Otras cuestiones de interés

A toda esta diversidad en las formas del relieve debemos añadir el importante patrimonio palentológico, con la existencia de yacimientos de fósiles marinos de invertebrados del Paleozoico y del Mesozoico y otros de vertebrados del Cenozoico, como es el caso del famoso «cocodrilo de Lamata». También tienen interés histórico las antiguas explotaciones mineras de las que se extrajeron diversos metales de interés en el pasado (hierro, plata, plomo, zinc o incluso cobalto). Por todo ello el geoparque de Sobrarbe es digno de ser visitado, con numerosas rutas de senderismo y varios centros y museos, así como abundantes actividades anuales que hacen que visitar esta joya aragonesa en el corazón de Pirineos sea casi una obligación.

lamata_museo
En el Museo Paleontológico de Lamata se puede conocer un poco mejor el pasado fósil de Sobrarbe. De entre sus piezas destacan el conocido «cocodrilo de Lamata» (imagen obtenida de heraldo.es, autora: Laura Uranga).

Bibliografía

Geoparque Sobrarbe-Pirineos: Página oficial del geoparque de Sobrarbe-Pirineos (enlace).

IGME: PS002, Gruta helada de Los Sarrios. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

José M. Quero, Pablo Rivas, Leire Barriuso, Ferran Climent, Alberto Gil, Ángel Hernández, Javier López, Ana Ruiz y Alicia Serna (2013). “La red de geoparques españoles“. Quercus, 325, 38-48.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s