Por qué es importante la presencia de agua líquida en Marte

Ayer fue uno de esos días en los que un descubrimiento científico copa los titulares de medio mundo. Algo así por desgracia es una anomalía, pero en este caso no es para menos, porque ayer se descubrió por fin la presencia de agua líquida en Marte. ¿Pero qué significa este descubrimiento? ¿Quiere decir que si hay agua muy probablemente también haya vida, como algunos afirman? Como el asunto es un poco más complicado que eso vamos a tratar de arrojar algo de luz con esta entrada, y para ello vamos a hablar del agua de nuestro planeta.

agua_marciana
Las líneas oscuras de la imagen, con 100 m de longitud en algunos casos, han sido recientemente interpretadas como el resultado de flujos recientes de agua (fuente: NASA / JPL / University of Arizona).

La cuna de la vida

El origen de la vida es un misterio del que actualmente solo tenemos una vaga idea, suficiente no obstante para no necesitar recurrir a misticismos propios de la Edad Media. Durante décadas se han propuesto numerosas teorías que tratan de explicar este misterio, pero en estos momentos solo dos merecen, en mi opinión, cierta atención. Sin entrar en detalles podemos decir que la primera de ellas afirma que la vida pudo surgir en el agua a partir de una serie de reacciones químicas que dieron lugar a moléculas cada vez más complejas, hasta que una de ellas fue capaz de replicarse a sí misma (ADN o ARN seguramente). Al principio creíamos que este origen debió surgir en el océano, pero recientemente se ha propuesto que quizá ese origen fue mucho menos «glamuroso», ya que en lugar de las fumarolas oceánicas el lugar pudo ser una simple charca hipersalina. La segunda, conocida como la Teoría de la Paspermia, afirma que en la Tierra puede no estar el origen de la vida, sino que esta llegó del espacio, muy probablemente a bordo de un cometa, pero que al encontrar un ambiente tan idóneo para su desarrolló no tardó en evolucionar a formas cada vez más complejas (esta teoría en realidad sigue sin tratar el tema del origen propiamente dicho).

proteinas
Las proteínas son las primeras moléculas de importancia en formarse, por lo que su presencia es muy importante (fuente: lacomunidadelaciencia.wordpress.com).

Sea como fuere, lo cierto es que la vida terrestre ya surgió en el Arcaico, y es que el registro de vida más antiguo que tenemos data de este eón, hace unos 3800 Ma (recordemos que el planeta tiene 4600 Ma). Al principio estas primeras formas de vida no debían ser muy diferentes a algunas bacterias actuales, microorganismos que aprovechaban la luz del sol (fotosintéticas) y/o la química de las fumarolas submarinas (quimiótrofas) para obtener su energía. Y claro, dado que el agua parece ser crucial para comprender este surgimiento, la búsqueda de formas de vida fuera de nuestro planeta se ha basado siempre en encontrar primero este elemento, a poder ser en estado líquido. Personalmente estoy seguro de que hay otras formas por las cuales la vida se desarrolle, pero al menos esta es la única de la que estamos seguros que funcionó.

fumarolas
Las fumarola submarinas son la base de todo un ecosistema basado no en la energía solar sino en la energía química (fuente: oceanexplorer.noaa.gov).

¿Agua extraterrestre?

Todos oímos siempre decir que tres cuartas partes de la Tierra están cubiertas por agua, pero eso no significa que el agua sea exclusiva de nuestro planeta. De hecho, todo apunta a que aproximadamente el 20% del agua terrestre tiene un origen precisamente extraterrestre, concretamente en los cometas que pululan por el Sistema Solar, como el cometa 103P/Hartley, muy especial en astrogeoquímica.

103p_hartley
Se estima que el 20% del agua de la Tierra tiene su origen en cometas como 103P/Hartley. Esta imagen, tomada a 816 km de distancia, muestra la característica forma de cacahuete que tiene el pequeño cuerpo de menos de 2 km de largo (fuente: NASA / JPL Caltech / UMD).

Pero no solo tenemos agua en la Tierra y en los cometas, ya que también se ha registrado agua en satélites naturales de otros planetas. Dos ejemplos muy conocidos son Europa (Júpiter) y Encelado (Saturno), que al parecer tienen inmensos océanos de agua líquida bajo costras de hielo que cubren ambos astros, lo que los convierte en dos buenos candidatos a albergar vida dentro de nuestro Sistema Solar. También hemos encontrado agua en Titán, el mayor satélite de Saturno, donde hicimos un espectacular y asombroso hayazgo al descubrir que allí también llovía, si bien no es agua lo que cae del cielo sino metano líquido. De hecho tan bajas son sus temperaturas superficiales (-179º C), que el agua que allí hemos encontrado aparece en forma de bloques de hielo que actúan como lo hacen en la Tierra las rocas. Pero no sólo tenemos agua en satélites naturales, ya que también la hemos encontrado en las atmósferas de varios planetas, en concreto en las atmósferas de Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, así como pequeñas cantidades en la superficie de Planetas Enanos como Ceres (uno de los cuerpos del cinturón de asteroides) o más recientemente Plutón. E incluso sabemos que hay agua en el espacio interestelar. Como podemos ver, el agua es una sustancia muy abundante en el universo, pero entonces, ¿por qué es tan importante que se haya encontrado en Marte? Para dar respuesta a esa pregunta debemos remontarnos unos pocos millones de años al pasado del Planeta Rojo, a un Marte en sus primeros momentos de vida.

titan_mar
En Titán los hidrocarburos experimentan un ciclo muy similar al que tiene el agua en la Tierra, con rpecipitaicones, ríos e incluso lagos. Fotografía en falso color del mar de Ligeia, el segundo lago más grande de Titán, cuya superficie es mayor que la del lago Superior (fuente: NASA / JPL-Caltech / ASI / Cornell).

El agua marciana

La imagen que tenemos todos de Marte es la de un planeta inhóspito, con una atmósfera tenue de color anaranjado, un suelo polvoriento rojizo y nada de agua por ninguna parte. Y efectivamente ese es el Marte que tenemos hoy en día, pero en el pasado no pudo ser más diferente. Los surcos que aún vemos en su superficie advierten de que en algún momento corrieron por ella ríos y hubo mares cubriendo parte del planeta. Hasta que no descubrimos que en Titán llovía metano, que éste corría formando ríos que desembocaban en enormes lagos o mares, de una forma muy similar a como lo hace en la Tierra el agua, siempre creímos que la única sustancia que podía hacer esas marcas en Marte era agua, pero no estábamos seguros de ello. Sabíamos que podía ser algo nuevo, algo que no habíamos sido capaces de imaginar (como el metano de Titán), y dado que los Casquetes Polares de Marte están formados por CO2 sólido (por las bajas presiones y temperaturas de la superficie), no sabíamos por dónde empezar.

marte_vs_tierra
En la superficie de Marte se han identificado inequívocas marcas dejadas por antiguos ríos tipo braided (izquierda, tomada de americaspace.com), muy similares a las que podemos ver en la actualidad en muchos lugares de la Tierra (derecha, río braided en Islandia, tomada de perso.ens-lyon.fr).

Por ello, también por la necesidad de demostrar que no estamos solos en el Universo, durante años la NASA ha buscado indicios de agua en el subsuelo marciano, y gracias a la sonda Phoenix en 2008 vimos lo que parecían ser gotas de agua que salían al excavar un poquito en la superficie, pero que en cuanto quedaban expuestas sublimaban. Más tarde uno de los rovers analizó el suelo y confirmó la existencia de arcillas, minerales que tienen en su estructura moléculas de agua, por lo que tuvimos una evidencia más de la presencia de esta sustancia en Marte, al menos en su pasado. Lo que ahora aporta la NASA es una nueva evidencia en este respecto, ya que seguimos sin ver agua marciana, aunque ahora ya sabemos que existe y que además fluye. Lo que la NASA ha descubierto es que, en varias regiones que han sido analizadas por satélite, en las escarpadas paredes de algunos cráteres aparecen temporalmente unas manchas en las que se ha identificado en momentos concretos la inconfundible señal espectroscópica del agua. Es decir, se ha detectado que de alguna manera el suelo marciano tiene sales que se hidratan en esas franjas, lo que a la fuerza debe indicar presencia de agua que fluye de zonas más profundas o una condensación a partir de la atmósfera. En cualquier caso es agua que se mueve y se desplaza por la superficie del cráter, sin duda un gran hayazgo.

phoenix_agua

¿Pero significa eso que hay vida en Marte? Lamento decir que, en mi opinión, no. Es cierto que en ambientes hipersalinos terrestres muy similares a lo que encontramos en el Planeta Rojo hay vida bacteriana, pero eso no significa que a la fuerza la vaya a haber también en Marte. Lo que sí hace este descubrimiento es empezar a dar respuesta a uno de los grandes enigmas del planeta, porque si fue agua la sustancia que formó los surcos que mencionábamos antes, ¿dónde fue a parar ese agua? Porque si nos fijamos en esas marcas de ríos y mares antiguos, en la existencia clara de agua en el subsuelo o de minerales que debieron formarse bajo condiciones muy húmedas, todo apunta a que en el pasado el agua era una sustancia común en el Planeta Rojo, ¿pero cómo de común?

marte_agua
Imagen del borde del cráter Garni (con la escala vertical exagerada) en la que se pueden ver las marcas oscuras que han sido interpretadas como el resultado de flujos de agua líquida salada (fuente: NASA / JPL / University of Arizona).

Hace ya años que se propuso que hace más de 4300 Ma la superficie de Marte estaba cubierta en un 19% por agua, con mares, seguramente poco profundos, a los que drenaban los ríos cuyos surcos ahora vemos. Esos mares debieron durar al menos 1500 Ma, pero por algún motivo que aún desconocemos esa agua sencillamente desapareció, y su ausencia parece estar en el subsuelo marciano. Es posible que las condiciones del planeta cambiaran y el agua se desvaneció en la atmósfera, como las gotas que observó Phoenix en 2008, o quizá profundizó en el planeta, se infiltró en el terreno y ahora constituye acuíferos subterráneos. Aún no lo sabemos y por eso encontrar esta evidencia es tan importante para comprender el misterio del agua marciana.

marte_antiguo
Ilustración de cómo pudo ser Marte hace 4.300 Ma, con extensos y poco profundos océanos de agua (fuente: NASA).

Con este descubrimiento hemos dado un importante paso en el conocimiento de Marte, pero todavía nos quedan muchas incógnitas por resolver (¿por qué su atmósfera es tan tenue actualmente?, ¿qué fue del agua que tuvo en otro tiempo?, ¿hubo (o hay) vida en el planeta?, ¿es tectónicamente activo?). A cualquiera de esas preguntas tendremos que esperar a nuevos descubrimientos para tratar de darles una respuesta, aunque algunas de ellas, como era el caso del agua (que algunos ya predijeron que sería como se ha confirmado), ya tenemos pruebas suficientes para irnos haciendo una idea al respecto. En cualquier caso, si en Marte hay vida esta será bacteriana, no muy diferente de lo que tuvo nuestro planeta en sus primeros momentos, pero en ese campo de momento estamos sin ninguna prueba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s