Las mejores y más acertadas películas de ciencia ficción

La ciencia ficción es un género que se caracteriza por emplear elementos más o menos correctos desde el punto de vista científico para narrar una historia que es ficticia. Por lo general este tipo de obras constituyen un género especulativo que suele ir siempre hacia el futuro, mostrándonos un mundo donde la tecnología ha avanzado más de lo que lo ha hecho en el presente. Es decir, la ciencia ficción toma una realidad y juega con ella, llevándola a un punto ficticio que no necesariamente ha de ser irrealizable, un punto que en muchas ocasiones permite jugar y hacer interesantes análisis de las sociedades actuales. Pero dejando de lado las reflexiones filosóficas y sociales de este género, la pregunta que para esta entrada deberíamos hacernos es: ¿cuáles son las películas más acertadas científicamente hablando? Para responder a esa pregunta hoy voy a hacer un repaso a las que considero las mejores películas de Sci-Fi (anteriores a 2016) que mejor supieron aunar calidad y verosimilitud científica, empezando con la menos acertada y terminando con la mejor de todas ellas. Sin spoilers.

blade_runner
Blade Runner (Ridley Scott, 1982) es considerada por muchos como la mejor película de ciencia ficción de todos los tiempos, si bien en esta entrada nosotros no hablaremos de ella porque nos centraremos más en los aciertos y errores científicos del cine.

Parque Jurásico (Steven Spielberg, 1993)

parque_jurasico

Parque Jurásico (Steven Spielberg, 1993) es la adaptación de la novela homónima de Michael Crichton. En ella un multimillonario consigue hacer realidad su sueño de clonar dinosaurios para poder crear un parque temático. Pero antes de abrirlo necesita que un grupo de expertos avalen su proyecto y por ello decide invitarles a pasar un fin de semana a la isla que ha comprado al Gobierno de Costa Rica. Por desgracia el instinto de supervivencia de la naturaleza y la codicia humana son una mala combinación que hace que al final todo salte por los aires y ese tranquilo fin de semana se convierta en un auténtico infierno. La película, que contó en el guión con el mismísimo Michael Crichton, tuvo dos secuelas directas, que en conjunto constituyen una primera trilogía bastante correcta, y más tarde una especie de reinicio que dio lugar a su propia trilogía: Jurassic World.

Dentro de los aciertos de la primera película hay que destacar tres que son muy importantes. El primero de ellos es respecto al movimiento de los dinosaurios, muy ágiles y velocies, más parecidos a aves que a reptiles. Hoy en día sabemos que en realidad las aves son los dinosaurios del presente, pero cuando se hizo la película esa cuestión todavía estaba siendo debatida. En ese sentido, se adelantó mucho y ayudó a cambiar radicalmente la imagen que teníamos de los dinosaurios. Del mismo modo, tratar a los dinosaurios como animales de sangre caliente, en el sentido popular del concepto, fue otro acierto, pero este viene directamente del anterior, ya que solo animales con un metabolismo activo pueden ser tan rápidos y ágiles como los dinosaurios que aparecían en la película.

dinosaurs_jp
En Parque Jurásico (Steven Spielberg, 1993) se optó por retratar a los dinosaurios de una forma nunca antes vista en pantalla. Tras el enorme éxito de crítica y público la película no tardó en convertirse en uno de los títulos más destacados de la filmografía de su director y en la primera de una saga que muy pronto estrenará su sexta película (fotograma de Parque Jurásico).

A pesar de que Parque Jurásico es una película muy querida por la comunidad paleontológica, también tiene algunos errores destacados. Los raptores (Velociraptor) aparecen en la película sin plumas cuando sabemos que sí las tuvieron, si bien esto no se debe considerar un error porque en 1993 todavía no lo sabíamos. Sin embargo sí que es un error que Velociraptor mida casi 2 m, pues en realidad apenas superaba el metro de altura. De hecho, lo que tenemos en toda la saga no es Velociraptor sino Deinonychus, mucho más grande. Otro error es que en realidad es poco probable que la visión de Tyrannosaurus se basase en el movimiento porque en la práctica habría supuesto muchos problemas a la hora de cazar. En cuanto a la obtención de ADN de dinosaurios a partir de mosquitos atrapados en ámbar, sí que es cierto que esta sería la única forma de recuperarlo (el ADN se deteriora con el tiempo), aunque en realidad el ADN que obtendríamos probablemente no fuera de un solo dinosaurio, lo que dificultaría mucho su extracción y posterior aprovechamiento.

mosquito_ambar
En el universo de Jurassic Park la vuelta a la vida de los dinosaurios se lleva a cabo gracias a la obtención de ADN del interior de mosquitos fosilizados en ámbar, una idea muy original pero errónea (fotograma de la película Parque Jurásico).

2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968)

space_odissey

Sin duda una de las grandes películas de ciencia ficción de todos los tiempos, aunque también una película difícil de digerir que no es recomendable para todo el mundo. En 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968), la humanidad ha llegado a la Luna y allí ha encontrado un misterioso monolito que en cuanto es desenterrado lanza una misteriosa señal a la órbita de Júpiter. Para desvelar el misterio es enviada una misión tripulada, aunque dirigida por el sistema de inteligencia artificial HAL 9000, en un largo viaje en el que los humanos y la propia máquina serán puestos a prueba como nunca antes habrían imaginado.

Sin duda es la película de ciencia ficción por excelencia. 2001: Una odisea del espacio impactó enormemente en su época por el realismo plasmado de la vida en el espacio, hasta el punto de que muchos todavía hoy en día creen que el mismísimo Stanley Kubrick dirigió un montaje sobre el Apolo XI y que en realidad esta nave nunca llegó a la luna. Por eso no es de extrañar que esta película tenga numerosos aciertos científicos, empezando por el hecho de que en ella no se oye nada cuando la cámara está en el espacio. Esto es un acierto porque en el espacio el sonido no se propaga debido a que necesita siempre un medio por el que propagarse. Muy pocas películas tienen en cuenta esto. Otro asunto que normalmente se comete en el cine ambientado en el espacio y que 2001 trata correctamente, es que en la película no se ven las estrellas. Esto se debe a que los cuerpos como la Luna o las naves, al ser muy claros, reflejan con gran intensidad la luz que les llega de Sol que ocultan por completa la de las estrellas. El tercer gran acierto de la película es el de retratar los problemas de desplazarse en microgravedad, que en ella se solucionan con gravedad artificial dentro de la nave o el uso del velcro, que se hace en realidad.

2001_odisea_espacial
En 2001: Una odisea del espacio (Stanley Kubrick, 1968) se trató con mucho detalle aspectos novedosos de la exploración espacial como el uso del velcro.

A pesar de que 2001: una odisea en el espacio fue una película muy acertada, lo cierto es que tampoco ella escapa a los errores científicos, aunque hay que decir que estos no son muchos y que algunos son más una cuestión artística que un verdadero error accidental. El primero de nuevo tiene como protagonista a la gravedad, pues en las escenas desarrolladas en la Luna los personajes no se desplazan experimentando una menor gravedad lunar sino más bien una gravedad «terrestre». El otro gran error de la película, aunque el director siempre admitió que fue una licencia artística, son los colores azulados de Júpiter, que ya se sabían en 1968 porque con un simple telescopio de aficionado se puede ver que el gigante gaseoso no es exactamente como se muestra en la película.

jupiter_cassini
Imagen de Júpiter en color real formada a partir de cuatro fotografías tomadas por la sonda Cassini de la NASA el 7 de diciembre de 2000 (fuente: NASA / JPL / University of Arizona).

Marte (The Martian) (Ridley Scott, 2015)

the_martian

La siguiente película vuelve a llevarnos al espacio, en esta ocasión a Marte. En Marte (The Martian) (Ridley Scott, 2015), Mark Watney es dado por muerto tras una terrible tormenta y queda abandonado en la superficie del Planeta Rojo. A partir de ese momento Watney se las tendrá que ingeniar para sobrevivir solo en un lugar tan inhóspito y hostil mientras intenta demostrar que está vivo para que sus compañeros puedan volver a rescatarlo. Esta premisa da pie a una gran cantidad de detalles científicos, aunque la película en realidad la podemos definir como una historia de aventuras más próxima a Robinson Crusoe que a 2001: Una odisea del espacio.

https://dailymotion.com/video/x32doaq

La película revelación de 2015 tiene muchos aciertos científicos que demuestran lo mucho que ha avanzado el conocimiento que ahora tenemos de Marte. Gracias a todos los rovers y satélites que hemos ido enviando en las últimas décadas sabemos que la atmósfera de Marte es muy ténue (lo ocurrido al final sería posible), que el cielo tiene un ligero tono salmón, que los torbellinos y las tormentas de arena son frecuentes o que hay interesantes y desconocidas formaciones sedimentarias que a más de un geólogo le encantaría estudiar. En cuanto a las técnicas que emplea para sobrevivir, creo que son bastante acertadas, en especial la forma de producir agua, la reutilización de tecnologías que llevan décadas en la superficie del planeta e incluso el truco del «Iron Man». Todas ellas nos demuestran que en situaciones de supervivencia, los conocimientos en ciencia pueden salvarnos la vida.

the_martian
Recrear mundos, ya sean ficticios o no, es una parte muy importante del cine. La geología tiene mucho que decir porque saber elegir adecuadamente el paisaje ayudará a dar más realismo. Así, un desierto puede convertirse en la superficie de Marte en The Martian.

Pero no todo son aciertos en Marte (The Martian). De hecho, muchos de los aciertos que he indicado antes también son la causa de sus errores. Pues la atmósfera ténue de Marte, que efectivamente permite la salida de Watney, habría imposibilitado que se formase una tormenta tan grande como la que da pie a su aventura. En cuanto al suelo, sabemos que el suelo de Marte es hipersalino y muy ácido, prácticamente imposible de cultivar sino se procesa la tierra antes. Del mismo sabemos que la ausencia de un campo magnético fuerte en Marte haría muy difícil que una persona sobreviviese tanto tiempo sin morir antes, ya que la elevada tasa de radiactividad natural a la que estaría expuesta constantemente sería muy superior a la recomendada. A este error deberíamos añadir el habitual sonido en el espacio, algo que ya hemos dicho que es completamente imposible dada la naturaleza del vacío, o el posible fallo del desfase temporal en las comunicaciones, que se pasa por alto en algunos momentos para mantener la intriga, aunque hay ciertos detalles que indican que quizá esto solo sea una cuestión del montaje.

the_martian_patatas
En la película Marte (The Martian) (Ridley Scott, 2015)., el personaje de Mark Watney (Matt Damon) logra hacer crecer patatas en el suelo marciano.

Moon (Duncan Jones, 2009)

moon_2009

La siguiente película, para mi una de las 3 mejores películas de ciencia ficción, vuelve a llevarnos fuera de la Tierra. Esta vez a la Luna. Moon (Duncan Jones, 2009) está ambientada en un futuro no muy lejano en el que el ser humano tiene bases mineras en la Luna para extraer Helio-3, un isótopo estable de helio que es muy raro en la Tierra. Los hombres enviados a la Base Minera Sarang de Lunar Industries Ltd. tienen que permanecer aislados durante tres años, pero cuando el contrato de Sam Bell está a punto de expirar descubre que no todo lo que creía saber sobre su trabajo era verdad. La premisa es sin duda original y nos lleva inevitablemente a una película que no juega tanto con la ciencia ficción sino con el thriller y el suspense, lo que la convierte en una película atípica en muchos sentidos.

Moon plantea interesantes cuestiones científicas, unas tratadas con más acierto que otras. El Helio-3 efectivamente se ha considerado como una posible fuente de energía y, tal y como indica en la película, también parece ser más abundante en el regolito lunar que en la Tierra. Por tanto no sería extraño que en un futuro se intente explotar en nuestro satélite natural, como muestra el hecho de que China ya se lo haya empezado a plantear. Por otro lado debemos tener en cuenta que en la película, que ocurre íntegramente en la superficie lunar, vemos cómo en ocasiones el protagonista avanza dando saltitos, como los de los astronautas de las misiones Apolo, ya que no podemos olvidar que en nuestro satélite la gravedad es un sexto la de la Tierra. Y eso también se aprecia en las escenas en las que vemos a las máquinas que recolectan el regolito cómo este se esparce de una manera particular, ya que a baja gravedad es de esperar que el polvo ascienda formando nubes muy extensas que pueden alcanzar importantes alturas y extensiones.

moon_regolito
En Moon (Duncan Jones, 2009), existen varias estaciones en la Luna en las que se obtiene Helio-3 a partir del regolito lunar.

Hasta ahora hemos visto los aciertos de Moon, pero esta película británica también tiene algunos errores. O lo que podrían serlo. El primero de ellos es que sí escuchamos cuando el protagonista está en la superficie lunar, si bien nunca queda claro si lo que estamos escuchando es solo lo que oye el protagonista desde dentro de su vehículo. Por último tengo que decir que la Luna tarda 27 días en rotar sobre sí misma, por lo que una base en cualquier parte de su superficie tendrá aproximadamente 13 días de día constante y otros 13 de noche eterna. De esta manera podemos afirmar que no es correcto que en dos semanas se puedan alternar momentos de luz con otros de oscuridad. Y esto me lleva al último y mayor de los errores de la película, relacionado con el hecho de que la Luna siempre nos muestra la misma cara. Por tanto, si la estación se encuentra en la cara oculta de la Luna jamás podríamos ver la Tierra desde ella, lo que también es cierto que nos privaría de una de las imágenes más bellas y potentes de la película. Del mismo modo las estrellas son visibles casi siempre, algo que ya hemos dicho que posiblemente no sea así debido a la reflectancia de la superficie lunar.

moon_superficie
Una de las imágenes más bellas de Moon (Duncan Jones, 2009) muestra la Tierra vista desde la superficie lunar. Pero esto no sería posible si el protagonista se encontrase trabajando en la cara oculta, pues esta nunca es visible desde nuestro planeta.

Interstellar (Christopher Nolan, 2014)

interstellar

Para mí Interstellar (Christopher Nolan, 2014) es una de las mejores películas de ciencia ficción. Ambientada en el futuro, en ella asistimos a un mundo decadente y al borde del colapso en el que la humanidad sobrevive a duras penas. Bajo esta situación lo que queda de la NASA hace un último esfuerzo para lanzar una misión desesperada a los confines del universo con el fin de encontrar un lugar habitable en el que poder tener una segunda oportunidad. Al menos ese es el punto de partida de la película que Christopher Nolan creó para demostrar que no era el cineasta sesudo y nada empático que muchos creían, lo que le llevó a filmar la que sin duda es una de sus grandes películas. También una película muy especulativa en la que no es tan fácil separar los aciertos de los errores. Aunque nosotros lo vamos a intentar.

Hablar de Interstellar es hablar de especulación científica y es hablar de los famosos agujeros de gusano, los puentes de Einstein-Rosen. ¿Existen de verdad? Lo cierto es que no lo sabemos. Se trata de una hipótesis aún sin demostrar relacionada con algunos aspectos de la teoría de la relatividad. Y dado que es algo que solo sabemos de manera teórica, no podemos decir que Interstellar acierte o falle, aunque si hacemos caso a los modelos que tenemos su recreación es muy fiel. Algo similar ocurre con la hibernación espacial, que aunque sigue siendo ficción es probable que no siga siendo así por mucho tiempo, si bien todavía no sabemos cómo se hará y por tanto tampoco podremos decir si su recreación en la película es correcta o no. Pero si por algo destaca la película desde el punto de vista científico es la manera que tiene de tratar la famosa teoría de la relatividad de Einstein. Debemos tener en cuenta que a medida que pasa el tiempo más cosas de esta teoría se han ido confirmando, como son los agujeros negros o las ondas gravitacionales. Interstellar tiene lo que para mí es la mejor explicación de qué cómo la gravedad y la velocidad de desplazamiento hacen que dos personas perciban el tiempo de manera distinta. Es lo que ocurre cuando el grupo se divide y bajan al primero de los planetas mientras el cuarto tripulante queda orbitando en la nave.

interstellar_wormhole
La mayoría de la película Interstellar (Christopher Nolan, 2014) es especulativa porque lleva nuestros actuales conocimientos físicos al límite de lo que conocemos. Para recrear el agujero de gusano, así como todo lo demás, el equipo detrás de la película tuvo mucho cuidado de mantenerse siempre fiel a las teorías actuales, gracias en parte al asesoramiento del físico y Premio Nobel Kip Thorne.

Las especulaciones son amplias en Interstellar, pero eso no quita que también tenga algunas cuestiones que con nuestros conocimientos actuales sí podemos considerar como aciertos. Por un lado tenemos que, al igual que ocurre en 2001: Una odisea del espacio, el silencio en el espacio es completo y se soluciona con el uso de la banda sonora. También tenemos muy bien recreados los problemas asociados con la microgravedad, a los que hay que añadir los comportamientos extraños del medio físico bajo circunstancias de una elevada gravedad. Eso es lo que tenemos en el primer planeta, donde la cercanía a Gargantúa (el agujero negro) hace que este tenga enormes mareas como montañas y un increíble desfase temporal difícil de comprender si no tenemos en cuenta la relatividad general. La ausencia de estrellas en el firmamento o la recreación de una Tierra moribunda son otros de los grandes aciertos de la película, que sino está la primera en nuestra lista es simplemente por lo muy especulativa que es.

gargantua
En la película Interstellar (Christopher Nolan, 2014) encontramos una de las mejores y más precisas recreaciones de cómo debe ser un agujero negro´si las actuales teorías son correctas.

Gravity (Alfonso Cuarón, 2013)

gravity_2013

Y llegamos a la última película del repaso, la que para mí es la mejor película de ciencia ficción en cuanto a aunar calidad, verosimilitud y calidad artística. Gravity (Alfonso Cuarón, 2013) gira en torno a dos astronautas que mientras reparan un satélite sufren una lluvia de basura espacial que convierte la misión rutinaria en una lucha por la supervivencia. La nave en la que se encuentran es por el suceso y los dos astronautas quedan vagando sin rumbo por el espacio, intentando por todos los medios buscar una solución para volver sanos y salvos a la Tierra. Gravity, que le dio el Oscar a Mejor Director al mexicano Alfonso Cuarón, es una película que, por muy perfecta que parezca, también comete algunos errores, aunque si está aquí es también por sus aciertos.

El acierto más llamativo de la película es de nuevo el correcto uso del silencio del espacio, que en Gravity es especialmente importante porque es crucial para la trama y se muestra de forma acertada. En este caso, y a diferencia de 2001: Una odisea del espacio e Interstellar, no usa la banda sonora para compensar la carencia de sonido, si no que juega en todo momento con lo que los propios astronautas oyen dentro de sus trajes. El sonido de su propia respiración, los golpes con objetos y la radio se convierten en partes imprescindibles de la atmósfera que se crea en la película y que ayuda a mantener la tensión de la misma. Otro acierto son los problemas asociados a la microgravedad, tan conocidos a estas alturas por todo el mundo, o cómo se muestra la Tierra vista desde el exterior.

gravity_2013
En Gravity (Alfonso Cuarón, 2013) uno de los aspectos más importantes es el uso del sonido, motivo por el que la ausencia de él en el espacio no es compensada con música.

En cuanto a sus errores, hay dos que he detectado y que me parecen reseñables, aunque no son realmente importantes. El primero es que aquí sí se pueden ver las estrellas incluso cuando están sobre la superficie reflectante de la nave. El segundo error que yo conozco, aunque es irrelevante, es que las dos naves que aparecen en la película no están en órbitas próximas, por lo que hacer la odisea que emprenden los protagonistas sería del todo imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s