Contextos geológicos españoles de relevancia internacional 2: Las sucesiones estratigráficas del Paleozoico Inferior y Medio del macico Ibérico

El macizo Ibérico es la unidad geológica más antigua de la península y está formada por rocas prevariscas, es decir, anteriores a la orogenia Varisca. En ella tenemos granitoides asociados con este gran evento de colisión que dio a luz a Pangea, pero también sedimentos depositados en los mares que había en la región hace más de 300 millones de años (Ma). Estos sedimentos, hoy en día convertidos en rocas que han sufrido deformaciones y procesos metamórficos de diferente grado, constituyen el segundo de los contextos geológicos españoles de relevancia internacional. Las sucesiones sedimentarias del Paleozoico Inferior y Medio nos traslada a hace 541-359 Ma, a un tiempo en el que la península Ibérica todavía no existía y en el que los terrenos que ahora la constituyen se encontraban a una latitud muy diferente a la actual.

monfrague_gitano
El Salto del Gitano es el elemento geográfico más emblemático del Parque Nacional de Monfragüe, en Cáceres, y está formado por un potente nivel de cuarcita armoricana que está en posición subvertical (imagen propia).

Del Polo Sur a los trópicos

Gracias a Wegener hoy en día sabemos que los continentes, o las placas tectónicas más bien, se separan y forman nuevas cuencas oceánicas o chocan entre sí y generan grandes cordilleras. Ambas cosas sucedieron en la península Ibérica durante el Paleozoico Inferior-Medio. Durante el Cámbrico la tectónica regional estaba dominada por la ruptura de Vendia o Panotia, el supercontinente anterior a Pangea. Este proceso de rifting se desarrolló siguiendo una tectónica de horsts y grabens (bloques que se hunden o se elevan) y vino acompañado de una importante actividad volcánica. En este contexto los materiales sedimentarios del Cámbrico de la oenínsula Ibérica constituyeron grandes sucesiones sedimentarias en el macizo Ibérico, sobre todo en las zonas Cantábrica y Ossa-Morena y, en menor medida, en la zona Centroibérica. También se produjeron tres eventos de regresión (retirada del mar): la regresión Córdoba, la regresión Cerro del Hierro y la regresión Daroca, esta última la única que podría ser global.

discordancia_cabaneros
Discordancia en el Parque Nacional de Cabañeros, en el sendero del Boquerón del Estena. Las rocas que se ponen en contacto son limolitas subverticales del Cámbrico con cuarcitas del Ordovícico (Gutiérrez-Marco et al., 2009).

El proceso de rifting iniciado en el Cámbrico continuó durante el Ordovícico y el Silúrico, cuando el vulcanismo se hizo menos intenso y se volvió más ácido. La tectónica en horsts y grabens continuó y permitió que se generasen grandes diferencias de espesor entre unas formaciones sedimentarias y otras, con sedimentos mucho más maduros que en el Cámbrico que registran además un ciclo transgresivo-regresivo completo (más profundos en el Ordovícico y más someros en el Silúrico). El Ordovícico de la península Ibérica está marcado por la existencia de una roca muy concreta. La cuarcita armoricana es una antigua arena litoral «convertida» en una arenisca cuarcítica extremadamente dura y resistente a la erosión. Esta roca, que solo se encuentra en el macizo Ibérico y el macizo Armoricano, tiene gran interés porque en ella se han preservado muy bien tanto las estructuras sedimentarias como los rastros dejados por los organismos marinos.

cruziana_detalle
Las cruzianas son muy habituales en la cuarcita armoricana. Esta en concreto fue encontrada en la Peña de Francia, al sur de la provincia de Salamanca, y aunque todavía no se han encontrado ejemplos en la parte española de Arribes del Duero, la presencia de esta misma roca hace pensar que también dehe haberlas (imagen propia).

El Devónico es un periodo muy especial para el macizo Ibérico porque es en el que la zona Sudportuguesa, que algunos autores sitúan en la costa de Laurusia y no de Gondwana, empieza a registrar sedimentación. Esto es así porque en realidad el macizo Ibérico es una amalgama de fragmentos de varios terrenos que tienen su propia historia, con la zona Sudportuguesa en la costa de Laurusia, Ossa-Morena en la de Gondwana y la zona Centroibérica posiblemente formando parte del microcontinente de Armórica. Además, estos fragmentos no estuvieron quietos, ya que las sucesivas aperturas y cierres de cuencas oceánicas (como el océano Iapetus o el océano Rheico), así como la migración general de Gondwana, hicieron que el actual macizo Ibérico pasase de estar en el Ordovícico a una latitud de 60º S (península Antártida) a estar en el Devónico a 30º S (Australia).

devonico_rheico
Reconstrucción paleogeográfica del océano Reico durante el Devónico Inferior. ALZ+ZC: Zona Cantábrica y Asturoccidental-leonesa; Ard: Dominio Ardeno-Renano; Arm: Macizo Armoricano; CIZ: Zona Centroibérica; Meg: Terreno de Meguma; OMZ: Zona de Ossa-Morena, Pod: Podolia (tomado de Gourvennec et al., 2010).

Los fósiles del Paleozoico Ibérico

Las sucesiones del Paleozoico del macizo Ibérico son importantes por sí mismas por la amplia historia geológica que cuentan, pero también por el rico patrimonio paleontológico que atesoran sus rocas. Para entender la abundancia de endemismos (especies exclusivas) hay que tener en cuenta 3 factores que se dan en el macizo Ibérico. En primer lugar tenemos el hecho de que las distintas zonas que lo forman estaban a distintas latitutes y constituyendo diferentes continentes, lo que hace que los fósiles del Cámbrico de Ossa-Morena no sean iguales a los del Cámbrico de la zona Centroibérica. En segundo lugar tenemos que entre el Cámbrico y el Devónico prácticamente toda la vida se concentraba en las plataformas continentales, donde estaban las zonas. Y por último tenemos la migración continental con la que se pasó de un clima polar en el Ordovícico a un clima tropical en el Devónico, con el cambio de faunas que eso supone. Todo ello hace de patrimonio paleontológico de las sucesiones sedimentarias del Paleozoico Inferior-Medio un gran atractivo turístico y un punto de gran interés científico.

graptolites_checa
Los graptolitos de Checa son uno de los geosites del geoparque de Molina y Alto Tajo que forma parte de Las sucesiones estratigráficas del Paleozoico Inferior y Media (fuente: geoparquemolina.es).

En resumen

Por su importancia estratigráfica y paleontológica, las sucesiones estratigráficas del Paleozoico Inferior y Medio son un contexto geológico de gran relevancia internacional que hay que tratar de preservar y fomentar. Porque igual que un Picasso no sirve de nada a la cultura si está oculto en un oscuro almacén, las sucesiones que conforman este contexto geológico solo tiene realmente valor si se fomenta su estudio y se combate su desconocimiento. De los 252 geosites reconocidos en 2021, 8 constituyen este segundo contexto que nos muestra cómo eran los entornos marinos de Iberia antes de la formación de Pangea.

geosites_2
Tabla con los 8 geosites que forman parte del segundo contexto geológico español de relevancia internacional, Las sucesiones estratigráficas del Paleozoico Inferior y Medio (IGME).

Bibliografía

García-Cortés, A.; Rábano, I.; Locutura, J.; Bellido, F.; Fernández-Gianotti, J: Martín-Serrano, A.; Quesada, C.; Barnolas A. y Durán J.J. (2000): “Contextos geológicos españoles de relevancia internacional: establecimiento, descripción y justificación según la metodología del proyecto Global Geosites de la IUGS”. Boletín Geológico y Minero, Vol. 111, 5-38.

Gourvennec, R.; Piçarra, J.M.; Plusquellec, Y.; Pereira, Z.; Oliveira, J.T. & Robardet, M. (2010): “Lower Devonian faunas and palynomorphs from the Dornes Syncline (Central Iberian Zone, Portugal): stratigraphical and paleogeographical implications”. Carnets de Géologie / Notebooks on Geology, 1-10.

Gutiérrez-Marco, J.C.; Rábano, I.; Liñán, E.; Fernández Martínez, E; Arbizu, M.; Méndez-Bedia, I. y Pieren Pidal, A. (2009): “Lower and Middle Paleozoic Stratigraphic Succesions”. In: Spanish geological frameworks and geosites. An approach to Spanish geological heritage of international relevance (A. García-Cortés, Ed.), IGME, Madrid, 31-43.

Harwood, R. (2011): “Physical geology 101: Structural geology“. Ver online.

IGME: “CI001, Sucesión del Cámbrico y Ordovícico en el Boquerón de Estena“. En Inventario de Lugares de Interés Geológico. Ver online.

Julivert, M.; Fontboté, J.M.; Ribeiro, A. y Conde, L. (1972): “Mapa tectónico de la Península Ibérica y Baleares E. 1:1.000.000”. Inst. Geol. Min. España, Madrid, 113 p.

Pérez-Estaún, A. y Bea, F. (2004): “Macizo Ibérico”. En: Geología de España (J.A. Vera, Ed.), SGE-IGME, Madrid, 19-230.

Vera, J.A.; Barnolas, A; Bea, F.; Calvo, J.P.; Civis, J.; De Vicente,  G.; Fernández-Gianotti, J.; García-Cortés, A.; Pérez-Estaún, A.; Pujalte, V.; Rodríguez-Fernández, L.R.; Sopeña, A. y Tejero, R. (2004): “Introducción”. En: Geología de España (J.A. Vera, Ed.), SGE-IGME, Madrid, 1-17.

Zamora, S.; Rahman, I.A.; & Ausich, W.I (2015): “Palaeogeographic implications of a new iocrinid crinoid (Disparida) from the Ordovician (Darriwillian) of Morocco”. PeerJ 3:e1450. Ver online.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s