La geología y las otras ciencias

En este blog estamos considerando a la geología como una ciencia más, una de las llamadas Ciencias de la Tierra. ¿Pero qué es una ciencia? Esta pregunta parece ridícula y muchos dirán que no tiene sentido planteársela, pero en el fondo no lo es tanto porque muchas veces consideramos ciencia a lo que no lo es. ¿Así que qué es una ciencia? Una forma de definir este concepto es como “una disciplina que estudia, mediante la observación, sucesos que ocurren en la naturaleza y a los que trata de dar una explicación“. Es decir, una ciencia para serlo ha de observar, proponer hipótesis y tratar de confirmarlas posteriormente. De esta manera, dado que las ciencias estudian el mundo que nos rodea (universo, naturaleza o sociedad), las parcelas de conocimiento en las que dividimos el mundo corresponden en realidad a una división artificial que nos permite centrarnos en nuestro objeto de estudio. Pero muchas veces esto es difícil, por no decir imposible, y es por ello que cada vez es más común encontrar trabajos que fusionan conocimientos de más de una ciencia. En esta entrada vamos a ver las principales ciencias y disciplinas científicas con las que la geología se relaciona, viendo una vez más que el mundo en el que vivimos no siempre es tan sencillo como nos gustaría para estudiarlo.

ciencia
La división entre unas ciencias y otras es un límite arbitrario creado por el ser humano para facilitar el estudio del Universo, objetivo último de cualquier disciplina (imagen tomada de sevillaworld.com).

Todo se rige por las leyes físicas

Considerada por muchos como la ciencia más fundamental, la física está formada por varias disciplinas que estudian desde el universo a gran escala (astrofísica) hasta las partículas más pequeñas que forman la materia (física cuántica). Con algunas de ellas la geología se relaciona porque la física no deja de observar la naturaleza, al igual que también lo hace la geología. Por ejemplo, cualquier físico conoce y comprende qué es la energía eléctrica, el magnetismo o la fuerza de la gravedad, mientras que cualquier geólogo tiene conocimientos de electricidad y magnetismo o de gravimetría porque existen corrientes naturales en el suelo, el origen del campo magnético terrestre es geológico y, aunque parezca difícil de creer, el valor de la gravedad no es el mismo en todas las partes del planeta. A esta rama de la geología que estudia las variaciones de las corrientes eléctricas del planeta, el campo geomagnético o la gravedad terrestre es la geofísica, y utiliza técnicas muy sofisticadas para tratar de comprender el interior del planeta o qué tenemos en el subsuelo y qué significa tenerlo.

magnetosfera
El campo magnético terrestre es una de las estructuras más grandes e importantes de nuestro planeta y su estudio se puede abordar tanto desde la geología como de la física (imagen tomada de es.gizmodo.com).

Todo lo que nos rodea es química

A muchos, al oír la palabra científico, les viene a la cabeza la imagen de un hombre de aspecto desaliñado que trabaja en un laboratorio mezclando productos. Esa es la idea clásica que tiene nuestra sociedad de lo que es un científico, y no todos los científicos nos dedicamos a eso, porque ese científico es en realidad un químico. La química es una disciplina científica de gran importancia en nuestra sociedad al ser la encargada de estudiar los compuestos que existen en la naturaleza, buscar análogos sintéticos que nos puedan servir o crear nuevas sustancias de gran utilidad, entre otras muchas cosas. La geología se relaciona con la química de una forma muy íntima, ya que todo compuesto químico que existe en la naturaleza va a ser estudiado por geólogos, ya sean sustancias inorgánicas (minerales) o sustancias orgánicas (hidrocarburos). Pero la relación entre ambas ciencias no acaba aquí, ya que muchas veces la química de los minerales o de las rocas puede darnos una gran información acerca de la procedencia de esa roca o de ese mineral, así como de los procesos que vivió en su momento hasta que la hemos encontrado. De esta forma surge una disciplina híbrida entre geología y química que es la geoquímica, encargada de estudiar la distribución de los elementos químicos en el universo, de comprender cuál es la relación entre dos o más de ellos y de averiguar por qué esos elementos están donde están y no en otro lugar. Gracias a la geoquímica podemos buscar un recurso geológico concreto (prospección geoquímica) o determinar la historia química de un compuesto determinado de gran interés (análisis geoquímico).

perovskita
La perovskita (izquierda, imagen obtenida de wikipedia.org) es un mineral del manto terrestre con estructura cúbica (derecha, obtenida de Giovanni, 2017) que responde a la fórmula genérica AMX3. Esto lo sabemos gracias al estudio híbrido entre química y geología que se hace de los minerales.

De organismos vivos a fósiles

En los colegios e institutos se estudian por lo general la geología junto a la biología en la misma asignatura, lo que es una evidencia clara de la estrecha relación entre ambas disciplinas, a pesar de que en un principio se supone que la biología estudia los organismos vivos y la geología las “piedras”, podríamos resumir. Pero no podemos olvidar que la paleontología es una disciplina geológica que estudia los fósiles, antiguos organismos que habitaron en el planeta o las huellas que dejaron en vida. Por tanto esta ciencia es un camino intermedio entre la biología y la geología, y de hecho los paleontólogos pueden ser tanto geólogos como biólogos, lo que nos demuestra que efectivamente ambas ciencias están muy relacionadas. Pero la relación entre biología y geología no acaba ahí, ya que en geología solemos usar el cambio de vegetación silvestre que vemos en el campo para intuir si las rocas del suelo cambian o no, ya que muchas plantas tienen una determinada afinidad por un tipo de roca en concreto.

dinogorgon_skull
La paleontología es una rama científica que se encuentra a caballo entre la geología y la biología. Gracias a ella hemos podido comprender mucho más acerca del origen de algunos grupos animales y de su evolución (fuente: science.nationalgeographic.com).

La salud y los medicamentos minerales

Geología y medicina son dos conceptos que parecen tener poco en común, igual que geología y farmacología. Pero aunque no lo creamos, la geología también se relaciona con estas dos disciplinas científicas incluidas en las llamadas ciencias de la salud, si bien no tanto como las que ya hemos visto. Y es que numerosos medicamentos tienen minerales entre sus constituyentes, ya sea como principio activo (la parte principal) o como excipiente (la parte sin propiedades medicinales). Es más, aunque nos cueste creerlo, algunos medicamentos y venenos existen en la naturaleza en forma de minerales, por lo que amplios conocimientos en ellos pueden sernos de gran utilidad.

talco
Muchos de los medicamentos que tomamos habitualmente tienen minerales como constituyentes, ya sea actuando como principio activo o acompañándolo como excipiente (fuente: mujerchic.com).

El medioambiente como respuesta a la geología

La climatología, la oceanografía o la edafología, entre otras muchas disciplinas relacionadas con el medioambiente, las podemos englobar bajo este epígrafe. La mayoría de estas ciencias naturales tienen una estrecha relación con la geología, ya que el tipo de suelo depende de la roca madre que haya en la zona, los sedimentos del océano son competencia de geólogos y en la dinámica atmosférica y oceánica la geología tiene mucho que decir. Gracias a los testigos de hielo y a los testigos obtenidos en sondeos hechos en sedimentos o en rocas sedimentarias podemos obtener una información muy valiosa acerca de como fue el clima en el pasado, algo crucial si queremos comprender el clima actual y el famoso Cambio Climático que estamos experimentando (ver Cambios Climáticos Globales). En otras palabras, la geología aporta una gran cantidad de información climática, ya sea estudiando el clima que hubo en el pasado geológico (Paleoclimatología), cómo son las corrientes oceánicas actuales y qué implicaciones tienen en el clima global (Oceanografía) o fusionando ambas para estudiar cómo fue la circulación oceánica en el pasado (Paleoceanografía).

vostok_co2
La concentración de CO2 atmosférico ha oscilado entre los 300 ppm y los 180 ppm en ciclos de 100 000 años que coinciden perfectamente con las variaciones de la temperatura del planeta, pero todavía desconocemos cuál de las dos es la causa y cuál la consecuencia (modificado a partir de wikipedia.org).

Historia e historia geológica

La historia para muchos no es una ciencia en sentido estricto debido a que no se basa tanto en la observación como en la documentación, en testimonios escritos que pueden ser reflejo de una realidad o de una manipulación. Pero dentro de la historia tenemos una disciplina que sí comparte procedimientos y formas de trabajo con la química, la física, la biología o la geología, y esa es la arqueología, una especie de “geología de la historia”. Gracias a esta rama de la historia hemos podido contrastar en muchos casos los documentos escritos de diferentes épocas con datos más objetivos que a veces han resultado ser la clave para comprender muchas cosas de nuestro pasado, como por ejemplo por qué los llamados vikingos llegaron a asentarse en Groenlandia y llegaron a cruzar el Atlántico hasta Norteamérica. Mientras que la geología histórica estudia todo lo ocurrido en el pasado, desde que se formó el planeta y hasta la actualidad, la arqueología estudia con las mismas herramientas lo ocurrido mientras ya había seres humanos, entrelazándose con la geología en más de un aspecto. Porque la arqueología se solapa perfectamente con la paleontología cuando estudia restos orgánicos, con la geoquímica cuando realiza dataciones a partir de radioisótopos y con la estratigrafía cuando utiliza criterios de polaridad para determinar qué suceso se produjo antes y cuál después. Pero la relación de la arqueología con la geología va más allá, ya que igual que ocurría con la biología, la química o la física, con la historia también existe una disciplina híbrida que es la geoarqueología, ya que a veces el objetivo del trabajo es estudiar la roca que fue empleada para alguna construcción, como pueden ser las famosas Pirámides de Guiza o los sarcófagos medievales de El Encinar.

encinar_detalles
Izquierda: Imagen de una de las tumbas de la necrópolis del Encinar (Hernández Barreña et al., 2013). Derecha: Imágenes de una biotita del granito del Macizo de Aldeadávila bajo el microscopio petrográfico, con luz polarizada (arriba) y con luz natural (abajo).

Conclusiones finales

Existen muchas disciplinas científicas, con profesionales especializados en sus áreas de trabajo. Pero a pesar de ello no podemos ver a la ciencia como un conjunto de parcelas aisladas unas de otras debido a que todas ellas estudian lo mismo: nuestro universo. Es por ello que caza vez se llevan a cabo más estudios multidisciplinares en los que cada integrante del grupo de trabajo aporta una visión diferente a la del resto. Estos trabajos son muy enriquecedores y nos demuestran la gran importancia que tiene el trabajar juntas diferentes personas con diferentes conocimientos. Porque todas las ciencias que existen se entrelazan en realidad para formar un enorme y complejo mosaico que es el mundo en el que vivimos, un mosaico en el que la geología solo es una tesela más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s